ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Laboratorio de Estilo por María Luisa Funes

Donna Karan se despide

Donna Karan se despide
María Luisa Funes el

 La creadora norteamericana deja su empresa y su marca principal se diluye.

Una de las grandes damas de la moda estadounidense deja su cetro a un lado. La empresaria de 66 años, fundadora y cabeza creadora de Donna Karan International, ha anunciado que se va de la empresa que ella misma creó.
Durante décadas, de los 80 a bien entrado el siglo XXI, Donna Karan se ocupó de vestir a la nueva mujer “trabajadora”, a la directiva que competía en un mundo laboral masculino.  La rotunda y guapa modelo Rosemary McGrotha se convirtió en una réplica de Karan, con una imaginaria carrera política. Trasmitían ambas glamour, poder, una vida cómoda y la perfección de formas y fondo.
Sus campañas de publicidad fueron inolvidables. Demi Moore y Linda Evangelista fueron algunas de sus estrellas favoritas.

Todo en Donna Karan era comodidad, modernidad, punto, prendas ajustadas, flexibles y tonos naturales.

LVMH adquirió la marca en 2001 por 243 millones de dólares, dejando a cargo de su creatividad a la brillante emprendedora. Ahora, anuncian que la línea principal de Donna Karan será anulada por el momento y no presentará más desfiles. En cambio, se seguirá impulsando la línea secundaria, DKNY, que por estilo y nivel de precio parece más adaptada al mercado actual y a la semana de la moda de Nueva York.

En LVMH no reemplazarán a Donna por el momento, y ella seguirá actuando como consultora. DKNY, la segunda marca que Karan lanzó en 1989, fue un éxito inmediato. Ahora supone el 80% de las ventas de la marca en total. Con anterioridad, la línea principal de Donna Karan, plagada de cashmere, lentejuelas y escotes, encontraba su alter ego perfecto: vaqueros, abrigos sencillos, ropa juvenil, punto de seda y de algodón para una clientela más joven.

 

DKNY reflejaba a la perfección a la mujer que desea ser sofisticada pero necesita viajar en metro, trabajar y protagonizar una reunión de trabajo. Era moda accesible, un paso previo a la llegada de las grandes del low-cost. Lo que comenzó como sus “siete piezas sencillas”, con prendas combinables para la mujer actual, es hoy un pequeño imperio que se distribuye hoy en todo el mundo.

 

 

 

Otros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes