ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Jugar con Cabeza por Federico Marín Bellón

Un jugador de póker madrileño, el mayor ganador del mundo en enero

Un jugador de póker madrileño, el mayor ganador del mundo en enero
Federico Marín Bellón el

Andrés Artiñano «Bedo» no era ningún desconocido en el mundo del póker, pero su forma de comenzar el año ha sido fulgurante. En enero, lideró la lista de ganancias que publican en High Stakes, con más de 800.000 dólares de beneficio. A lo largo de su carrera ha ganado ya más de 1,2 millones de dólares y ocupa la posición número 44 de la clasificación histórica, después de una escalada brutal en las últimas semanas. «Bedo» juega en los niveles más altos, en unas mesas con ciegas de 200-400 en las que se acumulan botes de 200.000 dólares, no aptos para todas las economías.

Andrés Artiñano era un universitario que empezó en el mundo de las apuestas deportivas (al principio apostaba «hasta en el ping pong chino», según confiesa en esta entrevista) pero aquello le parecía demasiado lento para ganar dinero, hasta que descubrió el póker. Ahora juega, sobre todo en PokerStars, bajo el pseudónimo de Educa-p0ker como homenaje a la empresa valenciana en la que ejerció como profesor. Es, pues, un producto más de la factoría de Raúl Mestre. Vive en Londres, como uno más de los exiliados tras la regulación del juego en España, que se hizo de aquella manera.

A lo largo del mes de enero, Artiñano ha tenido sesiones épicas, como las tres jornadas consecutivas en las que ganó 700.000 dólares. Dos de los mejores jugadores del mundo, Timfoey «Trueteller» Kuznetsov y Alex «Kanu7» Millar fueron sus víctimas.

Sin perder la humildad, el madrileño declaraba a Poker Red que estaba muy cansado después de aquellas manos y restó méritos a sus logros, ya que en estas sesiones la varianza es muy elevada y el azar pesa mucho en el resultado final. «Bedo», muy aficionado a la parte psicológica del juego (recomienda el libro «El juego mental del póker»), destaca las ventajas de su oficio, en el que no hay jefes, aunque sí mucho estrés. Defiende además la parte «humana» del póker, pese a que en sus niveles todo está muy automatizado y los programas informáticos de ayuda son imprescindibles.

Foto: Neil Stoddart para PokerStars

Poker

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes