ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs La fiebre del oro(.com) por Jon Oleaga

Probando Jumping Sumo y Rolling Spider, los nuevos drones de Parrot

Jon Oleaga el

Han pasado unos cuantos veranos desde el lanzamiento de los primeros Parrot Drones, los cuadricópteros que se podían controlar vía WIFI usando el teléfono móvil y la cámara que llevaban incorporada. Toda una revolución para el sector, no sólo por sus características técnicas, sino porque se trataba de un “juguete” dirigido, por su elevado precio, cercano a los 300€, al mercado adulto.

Esos años han dado a Parrot la experiencia, para llegar a un mercado más joven, y probablemente más numeroso, con drones más económicos.

El primero que probé, ya que también era el más novedoso, fue el Parrot Jumping Sumo. Controlado vía WIFI, este drone de dos enormes ruedas tiene como característica principal, la capacidad de realizar saltos gracias a un propulsor que golpea el suelo. Dependiendo de la trayectoria, el Sumo, puede alcanzar cerca de un metro de altura en salto. Está pensado, para que caiga como caiga, pueda ponerse en funcionamiento inmediatamente. Además sus grandes ruedas de espuma hacen que por muchos golpes que se dé, el sumo no sufra daño alguno. La cámara tiene una calidad suficiente para poder ver lo que está ocurriendo y tomar unas cuantas imágenes, 640 x 480 px. El alcance del WIFI es limitado, dependiendo de si estamos en un espacio abierto o con paredes de por medio. La batería es uno de los grandes problemas de todos los drones, la autonomía, es de tan sólo 15 minutos.

El jumping Sumo puede ser muy divertido, y el manejo no es nada complicado, al no ser un drone volador, la dificultad de manejo cae en picado. Aunque al tener tan solo dos ruedas, no puede girar y avanzar al mismo tiempo como un coche teledirigido, los giros son de 90º, lo que hace el pilotaje un poco “extraño”, a pesar de que las ruedas son retráctiles, es decir, se pueden extender para ganar estabilidad y acortar para girar en lugares más estrechos. El precio, tan solo, 143,90€.

En cuanto al Rolling Spider, que sí se trata de un cuadricóptero que se maneja por Bluetooth. El mercado está invadido desde hace años por modelos “baratos” de este tipo de cuadricópteros pequeños, pero Parrot, además de tener un buen software, ha mejorado mucho sus características técnicas, añadiendo, por ejemplo una cámara. Ésta no transmite en directo al móvil, ya que el Bluetooth no lo permite, pero sí que nos permite tomar fotografías para después descargarlas en el ordenador. La batería, también tiene poca autonomía, entre 15 y 10 minutos, así que es una gran idea contar con dos baterías. Pero lo que más me ha gustado son las ruedas que se le pueden añadir para que pueda rodar, lo realmente bueno de ellas es que protegen las hélices, que es lo primero que se rompe al primer golpe, además le permiten rodar por la pared y el techo. Tiene cosas interesantes, como las acrobacias o poder hacer que funcione sólo lanzándolo al aire. El Rolling Spider, que cuesta 95€, es un cuadricóptero interesante, de fácil manejo, mucho más sencillo que los que estamos acostumbrados a ver, eso sí, el Bluetooth no tiene un gran rango, lo que hace que no nos podamos alejar mucho de él.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes