ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs La fiebre del oro(.com) por Jon Oleaga

Nuevos tiempos para los pequeños ahorradores con Micappital

Nuevos tiempos para los pequeños ahorradores con Micappital
Jon Oleaga el

Ahorrar es sin duda un hábito saludable, pero no está al alcance de todos los bolsillos. Las dificultades de muchos de los llamados mileuristas para llegar a fin de mes convierten esta práctica en una misión imposible. Otros, sin embargo, cual hormiguitas, se las arreglan para ir guardando poco a poco y consiguen que su hucha crezca.

El objetivo de estos pequeños ahorradores suele ser, en muchos casos, disponer de un colchón que les dé tranquilidad para afrontar gastos imprevistos y la posibilidad de acceder a desembolsos puntuales para disfrutar de un viaje, un coche o un smarthphone de última generación, mientras que los más previsores comienzan ya a preparar la bolsa que les hará más llevadero el momento de su jubilación.

Pero, ¿cuál es la relación de los millennials con el ahorro? A juzgar por un estudio elaborado por VidaCaixa, los jóvenes españoles guardan de media 155 euros al mes, en torno al 17% de sus ingresos mensuales. El 61% mantiene un perfil conservador, contratando productos de ahorro que no representen un riesgo y dejando de lado otros productos destinados a inversión, aunque hay un 23% que estaría dispuesto a asumir cierto riesgo a cambio de mayor rentabilidad.

Hoy día, la tecnología está abriendo nuevos horizontes para los pequeños ahorradores, y al tablero de juego de la economía digital están llegando nuevos players que traen aire fresco al mundo del ahorro y la inversión. Hablamos de los denominados robo-advisors, asesores financieros que ofrecen un servicio de asesoramiento automatizado online, basado en algoritmos, con la mínima acción humana necesaria y de bajo coste, pensado para jóvenes acostumbrados a moverse en el entorno digital.

Uno de ellos es Micappital. “Nos dirigimos a esos pequeños ahorradores que han conseguido acumular una pequeña cantidad de dinero que podrían plantearse invertir, pero ni sabrían muy bien cómo hacerlo ni tampoco tienen tiempo para perder yendo a informarse al banco, buscando un asesor…”, explica Borja Nieto, uno de sus fundadores. “Aparte de que, en la mayoría de los casos, ni siquiera reúnen la cantidad que les exigiría la banca tradicional para poder disponer de un servicio de banca privada”, añade.

Lo que ha conseguido esta fintech es democratizar la inversión y ponerla al alcance de cualquier bolsillo, pues es posible comenzar a invertir desde una cantidad mínima de 1.000 euros, sin salirte de tu banco y siempre con un asesoramiento hacia aquellos productos más adecuados según tus circunstancias, objetivos y necesidades.

La plataforma, además, realiza un seguimiento del comportamiento de esos productos, de manera que puede sugerir al cliente cambios en la estrategia fijada inicialmente, y el precio del servicio es de 20 euros mensuales tan sólo aquellos meses en los que el cliente haya ganado dinero con su inversión.

De este modo resulta más sencillo dar el paso de ser un pequeño ahorrador a ser un pequeño inversor y sacar rentabilidad a esa cantidad que tanto esfuerzo nos ha costado guardar. Y como decía el filósofo griego Hesíodo, “si añades un poco a lo poco y lo haces así con frecuencia, pronto llegará a ser mucho”.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes