ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Entre barreras por Ángel González Abad

Los de Ibán se fueron con las orejas puestas

Ángel González Abad el

¡Otra corrida que se va viva! De los seis toros de Baltasar Ibán, cuatro merecieron irse sin orejas. Y si a alguno le parece excesiva la alabanza, me quedo con dos, el segundo y el tercero. Oportunidad de oro que se le va al mexicano Spínola, al catalán Serafín Marín y a Rubén Pinar.

Pero con todo, los cuatro pirmeros fueron para abrir la Puerta Grande más deseada del Toreo. Desgraciadamente, ni por esas. Los de Ibán solo tenían casta y nobleza, solo ofrecían el triunfo a sus matadores… solo. Y como aquel “Fiscal” y sus otros hermanos de Alcurrucén, dejaron para la nada su larga crianza de toro bravo, esas décadas de selección, esos cuatro o cinco años en las dehesas y esos veinte minutos de gloria para su divisa.

Ahora, mientras los toreros se lamen las heridas, queda por lo menos la discusiíon entre los aficionados si fue mejor y más bravo el “Fiscal” de los Hermanos Lozano que le tocó a El Cid, o el “Pistolero” de Ibán que se llevó Marín. ¡Qué pena!

 

En la imagen, Serafín Marín ante el segundo de la tarde

Toros
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes