ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Entre barreras por Ángel González Abad

Morante y el Adagio de Pardo Jiménez

Rosario Pérez el

Una mañana única, de un día cualquiera, una voz despierta emociones dormidas. Materias y sensaciones rotas que se recomponen en la garganta flamenca de Paco Pardo Jiménez, un joven que las redes sociales me descubren. El tarro de la esencia de su voz ya me lo había destapado un compañero que lleva por piel el lienzo del sufrimiento. El dolor se desgarra ahora en este “Adagio” de Pardo, con acento sevillano y letra profunda, alejada de artilugios cual toreo al natural. Sensibilidad desde el arranque, hasta tal punto de que en un sendero de ordenadores me he atrevido a mezclar dos músicas, la suya y la de Morante, el genio al que de tan hondo a veces duele verle torear como decían de Belmonte. Flamenco y Fiesta, tan de la mano siempre. 

No sé si Paco Pardo es aficionado a los toros ni me importa. Ni sé si será un cantaor conocido en su ámbito. Tampoco me importa: al carajo la fama si no la hubiere. Lo que sí me interesa es ese aroma añejo que emana su voz fresca y que a la vez rebobina las almas a gentes del ayer.

Canta Pardo Jiménez que el tiempo está roto, pero el tiempo se ha detenido con su recién estrenada maqueta. Y su caja del pensamiento nos invita a reconstruir ideas y no dilapidar la mente. En un mundo con demasiados valores derruidos, de desnaturalización de la tierra, nos advierte en la crecida de su garganta que “lo que está roto es el hombre que no ve a Dios en su campo”.

Paco Pardo Jiménez, estampa sentimental en las fotografías de la obra, nos coloca en el umbral de la fe. No todo está quebrado. Aún quedan artistas en los que creer.

(Aquí os dejo el enlace de su sentido Adagio)

http://www.youtube.com/watch?v=VE7ApVOlH78

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes