ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El talón de América por Carmen de Carlos

Horacio Cartes, el Berlusconi paraguayo, es presidente

Carmen de Carlos el

Buenos Aires. Carmen DE CARLOS

Paraguay tiene nuevo presidente. El “colorado” Horacio Cartes, considerado la versión sudamericana de Silvio Berlusconi, ganó limpiamente las elecciones. Obtuvo el 45,9 por ciento de los votos. A él le toca recomponer las relaciones con la región. Tras la destitución de Fernando Lugo el país quedó fuera del Mercosur (Mercado Común Suramericano) y de Unasur (Unión de Naciones Suramericanas). Ahora se abre una nueva etapa donde, es de esperar, las aguas recuperen el cauce del que nunca debieron salir. El castigo al país, impulsado desde Argentina y Brasil, fue desmesurado e injusto. El ex obispo fue apartado del cargo en tiempo record. Apenas siete días bastaron para someterle a un juicio político que se desarrolló deprisa y corriendo. Tan cierto es esto como que en el mismo se cumplieron con todas las garantías constitucionales. Sin embargo, Paraguay no pudo evitar el castigo.

El presidente electo envió un mensaje de unidad nacional y concordia. “El gran ganador ha sido Paraguay… Queremos un nuevo rumbo para Paraguay. Quiero ganarme la confianza de todos los paraguayos. Les invito a trabajar juntos”. En su breve intervención, tras conocerse los resultados, Cartes tendió la mano a sus adversarios. El liberal Efraín Alegre, derrotado, había aceptado el triunfo  del magnate antes de conocerse el escrutinio. Las formas, a lo largo de la jornada, fueron ejemplares.

La incorporación  a la política de Cartes fue tardía pero su carrera a la Presidencia, vertiginosa. Entró al Partido Colorado, una especie de Pri sudamericano, en el 2009. En apenas tres años ha conseguido llegar a la meta del poder. Antes, montó un emporio de 25 empresas vinculado, entre otros, al sector tabacalero, la ganadería, el transporte y el comercio. Su pasado no es precisamente el de un mirlo blanco. La DEA (Departamento Estadiounidense Antidrogas) le tuvo en la mira. Lo mismo le sucedió con las autoridades brasileñas y en su propio país. Narcotráfico, lavado de dinero y contrabando, jalonan el expediente de un hombre que, cosas del destino, hoy se convirtió en el Presidente de Paraguay

 

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes