ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El talón de América por Carmen de Carlos

Evo Morales y el apoyo de Lula, Bachelet y Kirchner

Carmen de Carlos el

La anarquía boliviana ha encendido las luces de alarma de Washington a Montevideo pero, con especial preocupación, en Brasil, Argentina y Chile (lo de Venezuela es otra película). Los vecinos más importantes de Evo Morales han expresado su deseo de tomar cartas en un partida en la que, desde hace más de un año, todos están perdiendo y muchos más de cincuenta- han muerto.
A Lula los bolivianos rebeldes de las provincias productoras de gas le cortaron el grifo esta semana y el suministro a Sao Paulo quedó reducido a su mínima expresión. Tres cuartas partes de lo mismo le hicieron a Cristina Fernández de Kirchner, una presidenta sin energía propia y con exceso de financiación turbia en una campaña que, antes de cumplir su primer aniversario de Gobierno, le está pasando una factura más cara de lo que nunca imaginó.
También Chile, dependiente a su vez del gas que importa Argentina y sin relaciones diplomáticas con Bolivia, alzó estos días la voz en defensa de Evo Morales. La presidenta que pudo ser y no fue, por incapacidad personal, es decir, Michelle Bachelet, rompió una lanza a favor de su vecino. Bolivia tiene capacidad para estrangular a Argentina y que ésta recorte, como hizo en época de Néstor Kirchner, sus envíos de gas a Chile.
Los tres presidentes sudamericanos han reaccionado a la crisis boliviana porque ésta les ha salpicado directamente. Los tres, de rebote, han manifestado su intención de intervenir para que las aguas siempre revueltas de Bolivia vuelvan a su cauce y cubran a los muertos que dejan en cada nueva marea.
El gesto, aunque interesado, es bueno. Lo malo es que el entusiasmo que demuestran ahora Lula, Kirchner y Bachelet, para poner paz no lo tuvieran antes para evitar que Bolivia llegara a esta pseudo guerra andina. El momento ideal fue en diciembre del año pasado, cuando el presidente Evo Morales aprobó en un cuartel, a punta de fusil y con puñado de muertos a sus espaldas, su Constitución indigenista y utópica en Sucre. En definitiva, ese es el origen de los actuales conflictos o, dicho de otro modo, la madre de todas las batallas pero entonces, el gas llegaba a todas partes, incluidos Brasil, Chile y Argentina.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes