ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Cuentas conmigo por Yolanda Gómez

¿Demasiado optimistas?

Yolanda Gómez el

El ministro de Economía aseguró ayer que entre este año y el próximo se crearán 600.000 empleos y se reducirá el paro en 800.000 personas en términos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Eso sí, estas cifras han sido de cara a la galería, al electorado epañol, en el programa que se entrega a Bruselas se habla de un crecimiento de los empleos a tiempo completo de menos de 300.000.  La cifra ni siquiera aparece en la nota de prensa hecha por el Ministerio de Economía. Reconozco que me han sorprendido mucho estos pronósticos. No porque no puedan llegar a cumplirse, quizás lo hagan, sino porque estaba segura de que el Gobierno sería mucho más prudente en sus previsiones para luego presumir en caso de que salgan mejor, que es lo que venía haciendo hasta ahora.

¿Qué ha cambiado para que las previsiones del Ejecutivo pasen de ser las más prudentes a las más optimistas, al menos en términos de ocupación? ¿Es la cercanía de las elecciones? Lo cierto es que las cifras de la EPA del primer trimestre arrojan la destrucción de más de 180.000 empleos. Eso significa que para que entre 2014 y 2015 se creen 600.000 empleos, de aquí a que termine la legislatura se deberán crear casi 800.000. Y eso con un crecimiento inferior al 2%. Ojalá me equivoque, pero a mí me parece una tarea titánica. 

Es cierto que reducir el número de parados es más fácil. En el primer trimestre se han destruido más de 180.000 empleos, y sin embargo el paro se ha reducido en algo más de 2.000 personas. Los inmigrantes se van, los jóvenes buscan oportunidades fuera y hay gente que se desanima y no busca empleo. Me parece factible acabar la legislatura con menos paro que con el que se empezó, lo que no es decir mucho, pero crear tantos puestos de trabajo con tan poco crecimiento,…

La rueda de prensa de ayer nada tenía que ver con la que con el mismo motivo, cambio de previsiones económicas, se celebró  hace un año. Las caras de funeral, el desánimo y el lúgubre escenario que se dibujaba entonces contrasta con la recuperación anunciada ayer y las previsiones de futuro. ¡Ojalá sirva para infundir confianza y no tenga el efecto de descrédito contrario!

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes