ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El bochinche venezolano por Ludmila Vinogradoff

La Toma de Venezuela en cifras

Ludmila Vinogradoff el

La manifestación de protesta del 26 de octubre, denominada la “Toma de Venezuela”,  ha sido la más grande en toda la historia de largas marchas que ha protagonizado la oposición o el descontento social en todo su esplendor en los últimos 18 años.

Según los expertos participaron 1,4 millones de caraqueños que acudieron furiosos a la autopista, Distribuidor Altamira, frente a La Carlota, antiguo aeropuerto citadino, a manifestar su voluntad de revocar a Nicolás Maduro de la Presidencia.

La cifra de 1,4 millones de manifestantes caraqueños ha batido su propio récord, superando la anterior marcha de 1,1 millón del 1º de septiembre y la del 11 de abril de 2002.

Ese día y los dos siguientes (26, 27 y 28) estaba pautado el comienzo de tres jornadas para recolectar el 20% de firmas para activar el referéndum revocatorio presidencial. Todo estaba listo para celebrar el segundo “firmazo” pero la autoridad electoral (El CNE) decidió abortar lo que ya había aprobado y echar para atrás la consulta programada.

la marcha del 26 de octubre

La aprobación del CNE ya había pasado por 7 meses de filtros, de espera y paciencia, pero a última hora contraviniendo su propia decisión suspendió el revocatorio, lo que ha provocado la furia de la oposición. Y con razón el 76% quiere revocar a Maduro.

La insólita decisión le ha echado más leña al descontento social y ya es irreversible el clamor de cambio de gobierno que se avecina.

El “firmazo” abortado del 20% para activar el referéndum se compensó con la “Toma de Venezuela”. Para activar el referéndum solo se requieren 3,9 millones, es decir, 4 millones de firmantes. En Caracas participaron 1,4 millones de personas y se requieren solo 600.000.

Según los expertos en todo el país acudieron 5,150.000 a las marcha de la Toma de Venezuela. Con esta cifra se alcanzó la activación del revocatorio por encima de los 3,9 millones requerido, aunque sea de manera simbólica.

Esta es la razón por la cual el gobierno de Maduro no quiere medirse en las urnas porque sabe que perderá de calle la consulta popular.

Otros temaspolítica

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes