Así ha sido su primer día de cole

Publicado por el sep 4, 2013

Compartir

Esta vez sí iba en serio. Y así parece que me lo he tomado. No es que la guardería del curso pasado no fuera seria pero era más en pettit comite. Hoy Doña tecla ha empezado en el cole de los mayores. Técnicamente es una ecole maternelle donde se va desde los 3 (doña Tecla ha entrado a punto de los 3) hasta los 6 que pasará al Liceo Francés. Está separada (1 km) del colegio pero ya posee las dimensiones grandes como para que a la muchacha le asuste entrar y quedarse.

Hemos llegado temprano, se podía hacer desde las 9 hasta las 9 y media. Había muchísimos padres (padres y madres, lógico siendo el primer día) Nosotros tampoco fuimos la excepción. No sabemos hasta qué punto se guardan los recuerdos pero yo recuerdo mi guardería con la edad que ahora tiene mi hija, así que queremos que ella guarde que nosotros la acompañamos juntos en los días especiales. Y entrar en el cole de los mayores es, sin duda, uno de esos días. Ojalá pudiéramos acompañarla todos los días pero eso es impensable por nuestro ritmo de vida laboral, distancias, etc…

Como estábamos un poco perdidos nos hemos ido a la lista de alumnos por clase. Y ahí estaba ella, en la clase de Madame X (nombre de la profesora).  Bien, ese es el nombre de su profesora. Rectifico, de una de sus profesoras. Esto también me ha gustado. En una clase de 28 alumnos hay dos profesoras y una asistente. La de francés, (creo que terminará la escuela mi hija y no sabré pronunciarlo bien) y la de español (la asistente no he podido ni saludarla y tampoco preguntar su nombre, a ver si mañana la cosa es más relajada).

Una vez averiguada la clase nos hemos dirigido a ella  (primer piso) Y ahí hemos hecho cola para ir entrando. Cada niño era recibido por Madame X que preguntaba su nombre en la puerta y le ponía una pegatina en la espalda con su nombre. Ni qué decir tiene que doña Tecla ha dicho que ni hablar (en un momento de despiste se le hemos colocado su padre y yo) Nos hemos saludado y le he comentado mis esperanzas para que no se hiciera pis encima. Como no la he visto muy animada a quedarse sola me he adentrado en la clase para ver qué podíamos encontrar y una caja con animales ha sido mi salvación. Con dos leones y un dinosaurio volando se ha quedado.

Pero no, tampoco iba a ser tan sencilla la cosa. Los pucheros y el llanto han hecho presencia en cero coma. Y X, muy en el estilo Madame française, le ha dicho de forma serena, cariñosa y firme que c´est fini. Sin contemplaciones ni para la madre ni para la hija. No voy a negar que se me partió el alma tener que darme la vuelta y dejar a doña tecla llamándome. Pero en algún momento hay que hacerlo. Me fui entre sollozos y a punto de puchero. Antes de irnos del cole, me paré a preguntar temas de logística al director y cuando terminé (dos minutos) mi marido me dijo que ya no lloraba doña Tecla, que la había mirado por la ventana del aula y estaba jugando. Para qué negarlo, la mañana después de esa valiosísima información, fue mucho más llevadera.

La jornada es desde el principio de 9 a 5. Aquí no hay período de adaptación. Sin embargo los miércoles y viernes (en las escuelas francesas) se sale entre las 12,30 y las 13,00 y hoy, al coincidir en miércoles, se ha hecho menos duro.

Cuando hemos ido a recogerla, el mismo sistema. Padres en fila, uno por uno la profesora nos entrega al retoño y nos cuenta cómo ha ido. Mis preocupaciones eran dos: si había llorado y si había hecho pis encima . Ninguna de las dos. Sí me ha dicho que había estado algo temerosa. Me ha extrañado por la cara dura que tiene pero todo es posible.

Luego en el coche nos ha contado que ha jugado mucho, que ya no es la novia de B (su novio de la guardería va ahora en su nuevo cole y en su nueva clase) y que quiere volver.

Para celebrarlo, al salir del cole, nos hemos ido a tomar una cococo (sí, ya sé que no es buena la coca cola pero servidora también se resiste a implantarse en la rutina)

Veremos a ver qué tal se nos da mañana con comedor y siesta incluida

Podéis seguirme en twitter o en facebook y también en el grupo que he creado Marujas en red

Compartir

ABC.es

Madre no hay más que una © DIARIO ABC, S.L. 2013

No es posible entender la historia de la humanidad si no atendemos a la historia de la familia, de la crianza de quienes la protagonizaron. Cómo nacemos y cómo somos criados importa demasiado. Sin amor y ternura en la infancia, sin una familia que contenga, proteja y quiera se hace difícil ser un adulto mentalmente sano. Este blog es un espacio de reflexión sobre todo lo que nos afecta como seres humanos desde el momento en que somos concebidos. Nada es por casualidad y casi todo tiene un porqué en lo que nos sucede relacionado con nuestra infancia. ¡Bienvenido! Más sobre «Madre no hay más que una»

Categorías
Etiquetas
Calendario
septiembre 2013
L M X J V S D
« ago   oct »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30