Aprender para crecer

Publicado por el sep 11, 2014

Compartir

Hoy he invitado de nuevo al blog a mi buena amiga Marta Grañó para que comparta con nosotros un interesantísimo artículo en el que nos habla sobre el futuro incierto que se nos presenta y la importancia del aprendizaje. Te recomiendo la lectura de “Aprender para crecer”:

Nos preocupamos por el futuro, especialmente por el futuro de los niños. Es una preocupación lógica en un mundo que cambia muy deprisa. En pocos años han cambiado los equilibrios de poder en el mundo, las fronteras, las monedas, la demografía, cada día cambian las tecnologías, …

En un entorno cambiante es lógico plantearse cuál es la mejor forma de orientar a los niños, cómo ayudarles y guiarles para que estén preparados para desenvolverse bien en un futuro… un futuro que no sabemos cómo será. ¿Cómo preparar a los niños para profesiones que no existen, para trabajar con tecnologías que todavía no se han desarrollado o para solucionar problemas que todavía no se han planteado?

Aprender

Desde mi perspectiva como investigadora en Economía de la Educación, sólo puedo exponer los resultados de diversos estudios científicos – realizados en las últimas décadas- que coinciden en señalar que la Educación contribuye de manera decisiva en el nivel de vida de las personas, en su nivel de bienestar y en el crecimiento de la sociedad.

Theodore W. Schultz demostró por vez primera que la educación es una inversión, que conduce a las personas a mejorar su nivel de renta y su calidad de vida, acuñando la “teoría del capital humano” en 1961. Sus estudios le hicieron merecedor del Premio Nobel de Economía en 1979.  También Gary S. Becker  -premio Nobel de Economía en 1992- profundizó en el análisis de la teoría del capital humano. James Heckman -premio Nobel de Economía en 2000-  concluyó en sus estudios que “es más rentable invertir en párvulos que en Bolsa”. Estos son sólo algunos de los investigadores que demostraron el impacto que tiene la educación en la vida de las personas.

El futuro pasa por aprender. La importancia de la educación en nuestra sociedad es un hecho. La educación es importante en el desarrollo de cada una de las personas, y es decisiva también en la configuración de la sociedad en su conjunto.

Un nuevo modelo: la sociedad del aprendizaje

Las teorías económicas actuales van un paso más allá y señalan que hemos entrado en la sociedad del aprendizaje. La expresión “sociedad del aprendizaje” fue formulada en 1970 por Robert M. Hutchins, y se ha convertido en fundamental en la filosofía educativa de la OCDE y de la UNESCO. Considera el aprendizaje como motor del desarrollo económico de una nación.

Inmersos en una situación económica difícil, nos hemos cansado de escuchar que hay que investigar, innovar, reinventarse… Para poder inventar o crear nuevos proyectos, primero hay que aprender a hacerlo, y para ello hace falta crear un entorno de aprendizaje eficaz. Aprender siempre va a ser imprescindible para progresar y mejorar.

El aprendizaje es fundamental para la realización personal, para la prosperidad económica, el progreso y el bienestar social. El aprendizaje está adquiriendo una importancia sin precedentes. Por este motivo es más importante que nunca redefinir la forma en que se aborda el aprendizaje y la educación en nuestra sociedad. El crecimiento de cada país va a depender en gran medida de la calidad de su educación. Y para conseguir calidad educativa es necesario invertir en educación y una implicación de toda la sociedad en este proceso.

¿Cómo afrontar un futuro incierto? Creo que el mejor consejo es no dejar nunca de aprender. Fomentar el placer de aprender en los niños es necesario. Lo define magistralmente José Antonio Marina:  “estudiar puede ser duro, pero aprender es hermoso. Es una de las experiencias cumbres de la condición humana. Somos curiosos y activos por naturaleza. Nuestros sistemas educativos olvidan con frecuencia que hay que fomentar la satisfacción de aprender, de descubrir, de explorar, de conocer”.

Aprender para crecer … porque invertir en educación es invertir en futuro.

 

“Los analfabetos del siglo XXI no serán quiénes no sepan leer y escribir,

sino los que no sepan aprender, desaprender y reaprender”

Alvin Toffler

Compartir

ABC.es

Escuela de padres con talento © DIARIO ABC, S.L. 2014

Este blog es un espacio de reflexión desde el que pretendo promover un cambio necesario para la educación del siglo XXI. En él abordaremos temas como la relación familia-escuela, Más sobre «Escuela de padres con talento»

Categorías