ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tras un biombo chino por Pablo M. Díez

El abuelo del mundo

Pablo M. Díez el

Si no es el hombre más viejo del mundo, poco le falta. El indio Rahim Khan, popularmente conocido como Habib Miyan, asegura tener 138 años y lucha por ser inscrito en el Libro Guinness de los Records, pero su problema es que no dispone de una partida de nacimiento oficial de aquella época. Sin embargo, se aferra a otra prueba que considera igual de valiosa y reveladora: un certificado de jubilación que le fue entregado a los 68 años en ¡¡¡1938!!!

Según relató a ABC en la humilde casa de 55 metros cuadrados que comparte con 28 familiares en la monumental ciudad de Jaipur, Habib Miyan nació el 20 de mayo de 1870. Su padre trabajaba en la corte del marajá Ram Singh, donde él también sirvió como clarinetista en la banda de música que amenizaba las espectaculares fiestas organizadas en el bellísimo Palacio de la Ciudad.
El más que anciano, que ha visto a cinco marajás de Jaipur y a seis generaciones de su propia familia, se casó en un matrimonio arreglado como sigue siendo habitual en la India y hasta el día de su boda no conoció a su esposa, con la que tuvo dos hijos y dos hijas que murieron de pequeños.
Como a su descendencia, Habib Miyan ha sobrevivido a todos sus parientes y ahora sólo le quedan dos tataranietos, de 59 y 55 años, que se encargan de cuidarlo con su exigua pensión mensual de 2.580 rupias (40,46 euros).
Pesando sólo 35 kilos y ciego de los dos ojos desde ya varias décadas, el abuelo del mundo se pasa todo el día en un camastro rodeado por las numerosas distinciones que le ha otorgado el Gobierno indio, que lo ha reconocido como el ciudadano más mayor del país. No en vano, Habib Miyan ha sido un testigo de excepción de la Historia de la India desde los tiempos de la dominación colonial británica hasta la lucha por la independencia liderada por Gandhi, pasando por dos guerras mundiales. Vi a Gandhi cuando vino a Jaipur y recuerdo que muchos indios que se fueron al frente jamás volvieron, explica a ABC este musulmán que, en diciembre de 2003, consiguió visitar los lugares santos de La Meca gracias a un donativo recibido desde el Reino Unido y se convirtió en el peregrino más anciano del planeta.
A pesar de los achaques de la edad y de que no puede moverse porque los huesos apenas aguantan su arrugada piel, Habib Miyan asegura que tiene la presión sanguínea de un chaval de 20 años y que puede comer de todo. Por eso, celebró con la misma ilusión que un niño su cumpleaños el pasado 20 de mayo, aunque no recibió el regalo que más esperaba: el reconocimiento del Libro Guinness como el abuelo del mundo.

ACTUALIZACIÓN: Habib Miyan falleció el 18 de agosto de 2008.

Otros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes