ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Sergio Ramos, un líder casi imposible de sustituir

El capitán vuelve al fútbol. Se cuida con enorme esmero para extender su carrera tres años más. El Real Madrid busca su relevo a medio plazo y no es fácil de encontrar un jefe así

Sergio Ramos, un líder casi imposible de sustituir
(From back left) Real Madrid's players: Costa Rican goalkeeper Keylor Navas, defender Sergio Ramos, German midfielder Toni Kroos, Brazilian midfielder Casemiro, French forward Karim Benzema, Welsh forward Gareth Bale, Brazilian defender Marcelo, midfielder Isco, defender Nacho Fernandez, defender Dani Carvajal and Croatian midfielder Luka Modric pose before the Spanish league footbal match RC Deportivo de la Coruna vs Real Madrid CF at the Municipal de Riazor stadium in La Coruna on August 20, 2017. / AFP PHOTO / MIGUEL RIOPA
Tomás González-Martín el

Es una personalidad , un carácter, un líder y además juega bien, dirige, manda en el campo y marca goles desde su posición de central. Se llama Sergio Ramos y es difícil encontrar un sustituto de futuro para el sevillano. Como Di Stéfano, como Santamaría, como Cristiano, como Santillana, como Gento, como Hugo, como Butragueño, son insustituibles. Lleva mes y medio sin jugar por culpa de una complicada rotura de fibras en el sóleo izquierdo. La carencia de objetivos del club le ha permitido recuperarse bien, sin tener que forzar, por una vez en su carrera. Sergio Ramos vuelve al fútbol. El capitán del Real Madrid espera reaparecer por fin en la última jornada de Liga. Una ausencia que el equipo ha acusado demasiado. El central es mucho más que un defensa. Es el jefe del plantel dentro y fuera del campo y ambos términos son muy importantes en cada ámbito. Manda, ordena, coloca y pone firmes a sus compañeros, vestidos de largo y de corto. Es el jefe del vestuario. Allí no se hace nada que él no lidere o apruebe. Y es el jefe de campo de Zidane. Hay que decirlo, porque en la casa blanca lo valoran así: se ha hecho imprescindible. Al sevillano, 33 años, le quedan dos o tres temporadas al máximo nivel y la entidad no encuentra un futbolista capaz de sustituirle en el futuro. Una meta que es muy importante para la dirección deportiva. No es sencillo saber coger ese bastón de mando en el césped.
Su campaña: 42 partidos. Ha disputado 28 jornadas de Liga y cinco partidos de Champions. Suma 3.661 minutos de competición

La situación exige continuar la búsqueda y conseguir defensas de nivel que a la vez sepan dirigir la línea de retaguardia y se hagan respetar. No es baladí. Militao, 21 años, es la última adquisición prometedora. Los técnicos desean contar con centrales que jueguen al lado de Ramos para curtirse y alimentarse de ese liderazgo. Muchos hablan del holandés De Ligt, pero el Real Madrid no está dispuesto a entrar en la senda abierta por el City de Pep Guardiola de pagar 75 millones por un central veinteañero.
Ramos se cuida con una exigencia espartana para extender su carrera todo el tiempo posible. El 6 de abril disputó su último partido, en Mestalla. Zidane le concedió asueto en la siguiente jornada, frente al Éibar. Y el 12 de abril, tres días antes de la visita al Leganés, sufrió la rotura de fibras. Se ha perdido estos dos enfrentamientos mencionados más las citas ante el Athletic, el Getafe, el Rayo, el Villarreal y la Real Sociedad. Ayer se entrenó en Valdebebas de manera individual, pero hoy o mañana se integrará al trabajo con la plantilla y quiere medirse al Betis, su rival de siempre en Sevilla.
Siete jornadas sin jugar: su último partido lo disputó en Mestalla el 3 de abril

Luis Enrique dará mañana la convocatoria para los encuentros de la selección española frente a las Islas Feroe y Suecia, valederos para la Eurocopa 2020, y el capitán esperar estar en ella.
A pesar de su baja a lo largo de siete compromisos ligueros consecutivos, Ramos ha jugado 42 partidos esta temporada, en los que estableció su nueva plusmarca goleadora, once dianas en una campaña, que el domingo quiere mejorar. Sus remates evidencian la relevancia que posee en el equipo. Su acierto en los penaltis lanzados al estilo Panenka desvela la seguridad que muchos delanteros no poseen.
Once goles: es su plusmarca personal. Remató 41 veces en sus 42 partidos

El cuerpo técnico destaca que Ramos, líder de la retaguardia, ha rematado 41 veces en los 42 encuentros protagonizados por el capitán, dato que refleja su tendencia ofensiva. Otro aspecto importante es que al capitán le han hecho un promedio de una falta por partido, 42 en 42, cifra que confirma su anhelo de subir al ataque. El central lo admite con sinceridad: «Siempre quise ser un nueve».
Tras mes y medio en el «backstage» comienzan cuatro semanas muy intensas para el capitán. Quiere jugar ante el Betis el domingo, en las Islas Feroe el 7 de junio y ante Suecia en el Bernabéu el día 10. Y el domingo 15 de junio se casa con Pilar Rubio. Ramos se ha bautizado recientemente para casarse por la iglesia en su Sevilla natal. Esta temporada solo ha levantado un título, el Mundial de Clubes. Piensa hacer una buena pretemporada, sin el desgaste de un Mundial o una Eurocopa, para volver a los éxitos.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes