ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Hazard, fichado: cobrará 11 millones por año, uno menos que el capitán, Ramos

Marina Granovskaia intentó que se quedara en el Chelsea hasta el fin, pero el jugador mantuvo su postura: voy al Real Madrid

Hazard, fichado: cobrará 11 millones por año, uno menos que el capitán, Ramos
15/12/2012. Madrid. España. Ifema. Pabellon 2. El Real Madrid C.F. entrega sus insignias de plata. oro y oro y brillantes. Foto: De San Bernardo. archdc De San Bernardo
Tomás González-Martín el

Quiere aspirar al Balón de Oro. Anhela ganar la Copa de Europa. Y sabe donde puede conseguirlo. El anhelo de Eden Hazard de firmar por el Real Madrid se ha hecho realidad. Ya es futbolista del club blanco. El Balón de plata del Mundial de Rusia firma por cinco temporadas y tendrá una ficha de 11 millones netos por campaña, uno menos que el capitán, Ramos, que percibe 12 netos hasta 2021. Se respeta el rendimiento y los galones que el sevillano se ha ganado en el campo desde 2005. Será presentado el próximo jueves en el Bernabéu.

El fichaje ha costado mucho trabajo de negociación, porque Marina Granovskaia ha intentado impedirlo hasta el fin. Ahora se redactan los contratos en inglés y en español para firmarlos y aprobarlos, una política tediosa y pesada. Falta que el Chelsea y el Real Madrid aprueben el momento de anunciarlo. Incluso se medita si hacerlo ahora o después de los partidos internacionales de selecciones, pues Hazard está concentrado con Bélgica.

Llevaba tres años intentándolo, sin ser atendido por el Chelsea. Nunca renovó. Y recibió tres propuestas cada año. Esta temporada ha escuchado cuatro, la postrera hace unas horas, tras ganar la Europa League con dos goles suyos y una asistencia al canario Pedro. Pero nada, que no firmaba con Abramovich. Ni firmaría nunca. Ya ha alcanzado su meta: ser traspasado al Real Madrid.

Marina Granovskaia, «la rusa», mano derecha de Abramovich, ha estirado la negociación toda esta semana a la espera de convencer a Hazard para quedarse. Incluso le “engañó” diciéndole que siguiera esta temporada para dejarle libre en junio de 2020. El intento de la rusa era ofrecerle después, en plena campaña, un contrato estratosférico de 18 millones de euros netos anuales durante cuatro años, para que no se marchara tampoco dentro de un año.

Eden se negó. Y la rusa se puso fuerte con el Real Madrid. Llegó a pedir 150 millones para tardar en la negociación y volver a convencer a Hazard de quedarse. No lo consiguió. Florentino Pérez quiso cerrar el trato ya y el precio final es de 100 millones de euros más cerca de 20 en bonus relativos a partidos jugados y títulos como la Champions

La directora general del club londinense, Marina Granovskaia, fue una dura negociadora en estos cuatro últimos días. En el fondo esperaba convencer una y otra vez a Hazard para que cumpliera el año de contrato. De haberlo logrado, esperaba que renovara en pleno curso. El belga sabía lo que pretendía y se negó varias veces. Al final, Marina, «la rusa», debía vender.

Hazard quería irse con Zidane desde hace tres años. Ya se ha ido con quien quería. Zinedine le entrenará en julio. Firma para las próximas cinco temporadas.

El nuevo Real Madrid de Zidane ya cuenta con cinco novedades: Hazard, Jovic, Rodrygo, Mendy y Militao. Eriksen o Pogba tardarán más tiempo

Ahora, cuando restaba un campaña de su contrato con el Chelsea, ha conseguido su meta. Es el jugador que revolucionará el ataque del conjunto blanco con sus incursiones en diagonal, con su regate, con sus paredes, con sus pases (17 goles ha dado este curso) y con sus 21 dianas, cifra récord en su dilatada carrera para un hombre que crea más fútbol que remata.

Zidane ya cuenta con el Balón de Oro, Modric, con el Balón de Plata del Mundial, Hazard, y con el mejor portero de Rusia 2018, Courtois

Eden Hazard es el futbolista ideal para crear el juego de ataque del Real Madrid. Un director de juego ofensivo. Tiene pase desde la banda y en profundidad por el centro. Y es un mediocampista con gol. Se despide del Chelsea con esos 21 tantos y las 17 asistencias en su última temporada, los mejores números de su vida profesional, a los 28 años, en plena madurez. Hazard se suma a Jovic y Rodrygo en la lista de fichajes de ataque.

El club blanco y Zidane luchaban por el fichaje de Hazard desde 2016. El nuevo proyecto de Zinedine va a juntar en el once al Balón de Oro y al Balón de Plata del Mundial de Rusia, además de Courtois, compatriota de Hazard y mejor portero del Mundial.

La casa blanca le aseguró a su entrenador que tendría «Eden» en su plantilla y el francés planificaba ya desde hace tiempo en la creación de un esquema en torno al belga que exprima todas sus cualidades. Por fin tendrá al futbolista que solicitó para construir más gol, el problema de esta campaña.

Será un centrocampista con gol, una carencia que ha tenido el Real Madrid durante años; ha marcado 21 y ha dado 17 esta temporada

El jefe del equipo planifica dos estilos de ataque que explote la calidad de la primera gran figura que la casa contrata en cuatro años

La primera de las estrategias presenta a Hazard como media punta con el reto de alimentar de fútbol a los dos delanteros puros, en un sistema 4-3-1-2. Es la posición que el belga tiene en su selección y la que quiere disfrutar preferiblemente en el conjunto blanco. Eden ejercerá de creador desde el centro, para enlazar también con los dos laterales ofensivos que definen la táctica del Real Madrid. Con esa posición, Hazard podrá demostrar su capacidad goleadora, confirmada en la Premier. El conjunto de «Zizou» peca de una carencia de mediocampistas rematadores que piensa subsanar con este fichaje.

La segunda opción sitúa a Hazard por su banda natural, la izquierda, pero no para ser extremo puro, sino para generar juego desde esa zona, explotar sus pases en diagonal y encontrar la conexión con Benzema y el extremo derecha, que puede ser Asensio o Vinicius.

Será un Real Madrid construido a su imagen y semejanza, con una idea que pretende extraer todas sus virtudes y con la protección de Casemiro o Eriksen a sus espaldas, para no tener que realizar excesivo trabajo destructivo. La capacidad del futbolista permite alinearle tanto en el centro del campo como en la delantera. El objetivo de Zidane es que nunca se quede arriba, arrinconado, porque es el belga quien puede solucionar los problemas de dominio y generación de juego con su descenso a la media.

El traspaso de Eden Hazard ha supuesto 100 millones, dinero al que habrá que añadir esos 20 en bonus. Firma por cinco campañas. Al belga le restaba un año de contrato con el Chelsea y la cantidad abonada es suculenta en esas condiciones, pero también es óptima para el Real Madrid, pues obtiene una figura por un precio imposible en esta época.

El club español siempre quiere demostrar respeto por los otros equipos afectados y no se aprovecha de las situaciones. Ya abonó 25 millones al Bayern por Kroos en 2014 y en enero satisfizo 17 millones al Manchester City por Brahim. Ambos finalizaban contrato al cabo de doce meses y de seis, respectivamente. Ahora realiza un pago relevante por una estrella del «top cinco» mundial.

Hazard, el centrocampista rematador

Zidane creará un estilo de ataque que pase siempre por Hazard, que será el director ofensivo del conjunto blanco. El francés le quiere cera del área, porque ha demostrado que cuando la pisa marca los goles que antes no obtenía porque ejercía de extremo puro por la izquierda, lejos de ella.

El Madrid intentará fichar también un centrocampista nato, N’Dombelé, Eriksen o Pogba. Zidane pide el músculo de Pogba. Cuesta 140 millones. El danés es un constructor estilo Modric. Acaba contrato en 2020 y puede venir por 70 millones. Y N’Dombelé  supone 50 millones.

Hazard ha jugado más que nunca camino de la portería rival y a lo largo de esta temporada ha anotado 21 goles y ha dado 17, las mejores cifras de su carrera. Su nuevo entrenador le situará como media punta central o como extremo, pero en este caso jugará siempre en diagonal, hacia el gol. Zidane ha pedido fuerza y gol para el centro del campo y el remate lo aportará “Eden”. Así le llaman.

Así le llama su compatriota y amigo Thibaut Courtois, que será el embajador del belga en el vestuario. Zidane había dialogado varias veces con él. Le espera para dirigir el gran cambio que se ha comprometido a liderar. La Liga es el reto. La Copa de Europa es el sueño de Hazard.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes