ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

El Bernabéu no se cede para silbar al himno de España y al Rey

Tomás González-Martín el

La inoperante Federación Española de Fútbol mal dirigida por Villar es la que permite esta demagógica campaña anual de los independentistas, que no se sienten españoles pero quieren jugar en España. Que piden la independencia pero desean disputar la Copa de España y exigen que la final se celebre en el Bernabéu para reclamar esa independencia. Que no quieren ser españoles pero desean jugar la final de Copa en el estadio del Real Madrid para silbar el himno de España. Que son antiespañoles pero juegan la Copa de España y quieren disputarla en el coliseo blanco para silbar al Rey.

Todo esto se permite porque Villar se ha convertido en el colaboracionista necesario. Villar no designa en la Asamblea federativa anual de cada mes de julio, como debiera, la sede de la final. Y así se acabaría esta demagogia impresentable. Pero Villar solo piensa en perpetuarse en el cargo, nada más. Y no actúa para más cosas. Así nos va. Y ahí estamos con el problema de cada año: elegir sede de la final de Copa. Pues los independentistas catalanes ya pueden gastar lengua independiente, porque en el Bernabéu no va a ser. Florentino Pérez se niega a ceder su estadio para que cincuenta mil personas piten el himno de España y silben al Rey.

Florentino Pérez se niega a prestar el coliseo madridista para que los radicales del Barcelona, como sucedió en la final 96-97 y en otras anteriores, rompan asientos y baños, quemen plástico en las gradas, hagan fogatas y campen a sus anchas para destrozarlo todo. Todavía recuerdo cómo Manuel Fernández Trigo, gerente del Real Madrid, le pedía a la Federación Española de Fútbol el pago de las roturas de la temporada anterior, con una cifra millonaria, cuando al club se le pedía que cediera el estadio para la siguiente final de turno. La casa blanca acometía la remodelación de los múltiples y graves desperfectos de su pecunio y luego había que esperar a cobrar de la Federación Española que ya dirigía Villar. Que el señorito lleva desde los años 80.

Pues no. En el Bernabéu no será. Y los saben los independentistas. El Real Madrid no admitirá que su estadio se transforme en la vergüenza nacional de ver cómo se silba al himno del propio país y se pita al Jefe del Estado, sea el que sea, Juan Carlos antes y Felipe ahora, por el mero hecho de ser el Jefe de Estado de España. El Madrid no cederá su sede para que salgan esa imágenes vergonzantes en todo el mundo. En mi casa no será, dice Florentino Pérez.

Hay una segunda razón para negarse a celebrar una final con el Barcelona en el Bernabéu. El club catalán impidió que la final de la Copa del Rey 2004 entre el Madrid y el Zaragoza, dos clubes Reales, se jugara en el Camp Nou. El partido tuvo que disputarse en el estadio Olímpico de Montjuic. El barcelonismo perdió una ocasión ideal para ver cómo el conjunto aragonés ganaba la Copa frente al Madrid en el Camp Nou. De aquellos barros surgieron estos lodos, manchados en la última década por las bochornosas imágenes de las aficiones del Barcelona y el Athletic silbando el himno de España mientras son felices, a la vez, por jugar la final de la Copa de España. Por el interés te quiero… No se puede ser más hipócrita. Quizá ese travestismo mental sea la esquizofrenia que alimente tantos sentimientos contradictorios. Quiero estar en la final de la Copa de España pero no me siento español. Es una enfermedad de psiquiatra, no de psicólogo. Pues el tratamiento no se aplicará en el Bernabéu. Los silbidos al himno, a otra parte.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes