ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Casillas-Diego López, cuando dos son multitud

Tomás González-Martín el

El reparto salomónico de Ancelotti entre Diego López y Casillas ha sido pionero en un club de categoría mundial. Es habitual que los entrenadores concedan al guardameta suplente la Copa y algunos partidos de la liguilla de Champions y de Liga. Es único que un técnico decida que la Liga sea para un portero y los otros dos torneos para el otro cancerbero. La postura de Carlo ha sido especial. Y le ha salido bien porque, es cierto, cuenta con dos grandes titulares. El Madrid ha ganado la Copa, pelea todavía por la Liga y aspira a conquistar la Copa de Europa con esta estrategia. Pero esta situación no continuará.

El italiano hablará con ambos y elegirá un titular con vistas a la próxima temporada. Y es difícil que el teórico suplente admita quedarse. Los dos guardametas tienen 32 años, reciben suculentas ofertas para ser el número uno en otro club de Inglaterra, Italia o Francia y es lógico que acepten una de esas propuestas, que además son millonarias.

Diego López ya rechazó en julio irse al Mónaco, que le ofrecía cinco millones netos por temporada. La Premier tienta también a Íker desde el pasado verano. Finalizada la campaña actual, el madrileño y el gallego escucharán al responsable de la plantilla y según la elección de “Carletto” tomarán una determinación sobre su futuro.

En el Real Madrid también han visto la posición de Ancelotti como única e irrepetible. No podrá persistir esta diatriba. Son dos superdotados en su puesto y merecen serlo en todas las competiciones. Es extraño que Diego López no dispute la Liga de Campeones si es considerado el mejor por el preparador de la plantilla. Es raro que Casillas levante la Copa del Rey y opte a recoger la “orejona” de la Champions si Ancelotti piensa que Diego López es el primer guardameta. También es injusto para el portero lucense.

Los dos son únicos. Ningún equipo del planeta posee dos porteros de este nivel. Por eso, dos son multitud. Ambos han manifestado hasta ahora que piensan quedarse. Con la boca pequeña. Cuando Ancelotti descubra su decisión final, uno negociará un futuro en otro gran club. Es ley de vida. Por el bien de todos.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes