ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Algo pasa con las ayudas arbitrales al Barcelona

Algo pasa con las ayudas arbitrales al Barcelona
GRA236. MADRID, 16/08/2017.- El delantero del Real Madrid, el francés Zinedine Zidane, durante el partido frente al FC Barcelona de la Supercopa de España que se juega hoy en el estadio Santiago Bernabéu en Madrid. EFE/Chema Moya
Tomás González-Martín el

El Real Madrid no justifica sus errores en el Bernabéu en las decisiones arbitrales, pero en el seno del vestuario de Valdebebas se habla del penalti no señalado a Marcelo frente al Betis, que habría supuesto el 1-0, así como de la pena máxima no pitada a Theo ante el Levante, que habría condido la victoria al conjunto blanco. El enojo por la diferencia de trato arbitral, que delatan la afición, la plantila y Zidane, se argumenta en las ayudas que el Barcelona ha recibido en dos partidos caseros para abrir la muralla enemiga y anotar el primer gol, el más importante, el que suele decidir. Ayudas que el Real Madrid no ha tenido precisamente para abrir esas murallas adversarias. Todo lo contrario, ha sido perjudicado. La diferencia es abismal. Por eso los aficionados madridistas cantan en el Bernabéu “Sánchez arminio, dimisión y “Federación, corrupción”. Lo cantan por lo que explicamos a continuación.

Al Barcelona le han regalado dos goles, los primeros, los determinantes, los que rompen el partido, contra el Español y contra el Éibar. No es lo mismo el trato de los colegiados. Y no se justifican los puntos perdidos en ello, que conste. Frente al Español se regaló al Barcelona el primer tanto, de Messi, que se encontraba en claro de fuera de juego. El argentino mir óal colegiado y al juez de línea, pues sabía que su posición era antirreglamentaria. Y se topó con el regalito.

Ahora ha sido el Éibar la víctima de los árbitros, dirigidos por Sánchez Arminio. El conjunto guipuzcoano aguantaba el envite y el árbitro de turno, ya da igual quien, todos son hijos predilectos de Vitoriano , señaló el “penaltito” a favor del Barcelona cuando más le hacía falta. El “penaltito” que nos destrozó, fueron las palabras que el entrenador del Éibar utilizó con realismo para definir el atraco deportivo. El humilde Éibar sujetaba el empate y entonces llegó la mano de dios, Vitoriano, para echarle esa mano al Barcelona todopoderoso.

Zidane abordó el problema con clase: “Es verdad que cuando pierdes en casa 0-1 y miras el partido dices que algo pasa (el penalti no señalado a Marcelo). Pero no me voy a meter con el tema arbitral. Ustedes lo juzgan”. Sí, y el juicio es que al Barcelona le han ayudado de manera fundamental paa asegurar seis puntos con comodidad en el Camp Mou mientras al Real Madrid le han perjudicado con dos penaltis no señalados y cinco puntos posibles. No es lo mismo, no.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes