ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs La polvera por Teresa de la Cierva

El “milagro anti-grasa” que acaba con las llamadas chichas del sujetador

El “milagro anti-grasa” que acaba con las llamadas chichas del sujetador
Teresa de la Cierva el

Se conoce en el mundillo “beauty” como el “Fairy” de las “lorzas”,  por su capacidad para desintegrar la grasa, pero su nombre real es Belkyra y es una versión sintética del ácido desoxicólico (el polémico Aqualix, que ahora está regulado, y permitido, para este uso).

 

¿Qué tiene de especial? Que logra romper y destruir la membrana celular de la grasa, por lo que, una vez destruida no vuelve a formarse. Y esta es la maravilla: que permite eliminar los adipocitos de forma permanente (aunque eso no significa que, si no nos cuidamos, puedan engordar otros en esa misma zona, y la liemos otra vez).

 

Su primer uso fue la papada, pero según la doctora Paula Rosso, una de las pioneras en aplicar este producto en los odiosos, y odiados, “Bra-Rolls”, los resultados son espectaculares en esa zona, sobre todo en personas que, habiendo intentado reducir grasa a través de la dieta o el ejercicio, no han conseguido eliminar la que estaba ahí instalada.

 

 

¿Y una vez que se destruye la grasa no queda la zona descolgada?, os preguntaréis.  Y la respuesta de Rosso es que, “debido a la acción del fármaco, no hay riesgo de flacidez y los tejidos se vuelven a reposicionar de forma natural dejando una espalda muy bonita”.

 

¿Las malas noticias? ¡¡¡Duele!!! Digan lo que digan las notas de prensa que recibo, yo he visto a 3 pacientes a las que se les aplicó en la papada, y sus caras eran muy delatadoras. Pero con una crema anestésica, que se aplica entre 30 y 60 minutos antes de la infiltración, mejora el asunto (aunque, aun así, yo creo que escuece un poco).

 

¿Más malas noticias? Como explica la doctora Rosso, durante dos o tres días la zona puede estar aproximadamente un 15% más hinchada, pero esa hinchazón es bienvenida, porque es la responsable de esa retracción de la piel (las penas con pan…). La inflamación puede durar hasta 72 horas e ir acompañada de hematomas o enrojecimiento (en los casos que yo he visto del doble mentón, parecía que los pacientes tenían bocio durante unos días, para que os hagáis una idea). Y en algunos casos hay adormecimiento de la zona y una ligera pérdida de sensibilidad que desaparecería progresivamente.

 

Pero volvamos a las buenas noticias: pasadas un par de semanas se empiezan a notar los resultados, y son definitivos!!!

 

¿Sesiones? Se necesitan entre dos y cuatro, según la cantidad de grasa, y hay que espaciarlas un mínimo de un mes.

 

¿Precio? A partir de 950€, en Centro Médico Lajo Plaza (que yo sepa, de momento. pero iré añadiendo direcciones según vaya sabiendo de clínicas en el resto de España que emplean con éxito el Belyra en estas zonas del cuerpo).   

 

 

Tratamientos

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes