ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs La polvera por Teresa de la Cierva

Baba de caracol (vivo) en mi piel

Baba de caracol (vivo) en mi piel
Teresa de la Cierva el

Después de aguantar que cientos de pececillos se comieran las durezas de mis pies, ahora me ha tocado soportar que unos caracoles de tierra se pasearan a sus anchas por mi cara. Y soltando toda su baba durante el camino. Para que luego digan que los periodistas de belleza no asumimos riesgos…

 

La buena noticia es que han sido caracoles con pedigrí, ¡que una no deja que cualquiera le pringue con sus espumarajos!

Mis ‘inquilinos’ procedían de Italia, para más datos de una ‘granja’ de la región del Trentino, donde solo se alimentan de cultivo ecológico. Ahí es nada. De modo que sus secreciones, al menos, eran 100% esencia orgánica. Ufffff…

 

 

Esta terapia no es (solo) una ‘reclamo’ de marketing. Es un tratamiento que lleva muchos años utilizándose en países como Colombia, por citar uno, para retirar las células muertas y limpiar los poros (su baba tiene ácido glicólico), regenerar la piel dañada por el sol o eliminar marcas de acné (la alantolina de su mucosa es conocida por su efecto cicatrizante, antimanchas y regenerador).

 

¿El proceso? Tras una limpieza exhaustiva del rostro, éste se humedece para que los animalitos puedan deslizarse por pómulos y frente, durante 10 minutos. Y después, la terapeuta (y alma mater del centro) Vanessa Delli (trabajó con Massumeh Massi, ha sido SPA manager en los hoteles Ritz Carlton y Hospes Madrid, formadora oficial de la marca británica The Organic Pharmacy, y creadora del concepto de “Beauty Room” de Mi Calle de NY), aplica con un masaje estupendo, los cosméticos adecuados para cada piel. Las firmas que utiliza son la británica (y multi-premiada) The Organic Pharmacy (extractos de plantas y hierbas medicinales que funcionan en sinergia), la americana Tata Harper y la española Hifas da Terra.

 

 

Si soy sincera, tengo que reconocer que el recorrido de las babosas produce un cosquilleo muy relajante, y los antioxidantes, y el colágeno y la elastina  presentes en su baba, me dejaron la piel súper suave y muy hidratada.

Simplemente os recomiendo que os abstengáis de cometer mi mismo error (ay esta curiosidad periodística):  pedir un espejo para ver como se desplazaban los moluscos gasterópodos por mi fisonomía!! 

 

 

Solo me faltó cantarles aquello de ‘caracol col, col, saca los cuernos al sol…’

Precio del tratamiento: 55€.

Dónde: ORGANIC BEAUTY CAFÉ , calle Pelayo 45, Madrid. 910 235 759.

PD: Aunque éste fue el tratamiento que me divirtió probar, en su ‘menú’ incluyen todo tipo de faciales y corporales manuales de lo más apetecibles.

 

Los que no sois tan valientes como yo, podéis probar la baba de caracol 100% ecológica (certificada) en los cosméticos de Armonía Cosmética Natural. Los caracoles de donde procede se crían en la zona oriental del Languedoc-Rosellon (Francia) y, como en el caso anterior, solo comen alimentos ecológicos. La baba la extraen con un método patentado por la firma, que garantiza que el animal no sufre en todo el proceso.

¿Sus beneficios cosméticos? Un 50% contiene proteínas (nutrición), el 35% es colágeno y elastina (firmeza y flexibilidad) y el resto lo componen alantoina, ácido glicólico y mucopolisacáridos (regeneración celular).

 

 

Hay toda una línea de limpiadoras, cremas faciales y corporales, con precios entre 15 y 30 € aproximadamente  y se encuentran en farmacias y herbolarios. 

 

Y, para terminar, os dejo las fotos de ORGANIC BEAUTY CAFÉ porque merece la pena conocerlo, aunque solo sea para tomar uno de sus  zumos o ‘smoothies’ a base de frutas y superalimentos  (alga espirulina, bayas de Goji , maqui Berry  etc.) con efecto anti edad!!!

 

 

Tratamientos

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes