ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs La polvera por Teresa de la Cierva

Serendipia, un descubrimiento afortunado

Serendipia, un descubrimiento afortunado
Teresa de la Cierva el

Dicen que la serendipia es un descubrimiento afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta.

Y se podría decir que he tenido una.

Porque he descubierto un centro de belleza “colado” entre todos los más de 10 restaurantes que hay en la madrileña calle Recoletos (famosa por tener la mayor concentración de restaurantes en solo dos manzanas).

Entre tanto comedor,  en el número 16 se lee la palabra Serendipia.

Y a través de sus cortinas se ve un espacio genial, que bien se podría confundir otro lugar  de restauración.

 

 

Pero detrás de esta barra lo que hay es la recepción de un centro de belleza natural, decorado por Luis García Fraile (mi enhorabuena Luis!), y tras las molduras de las paredes y el papel de plantas tropicales, se esconden las las cabinas.

 

 

Descubrí allí que serendipia también se define como la “habilidad de una persona para reconocer que ha hecho un descubrimiento importante aunque no tenga relación con lo que busca”.

Y que esto fue lo que le pasó a Danixa Montero, el alma -y nunca mejor dicho, porque ha puesto toda su ídem en esta aventura- de este centro de skincare artesanal, como a ella le gusta definirlo.

Esta ingeniera, gallega de origen pero ciudadana del mundo de vida, tuvo una serendipia hace menos de un año. Estando en Bangkok en un viaje de trabajo para una empresa que nada tiene que ver con la estética, entró en un SPA de belleza natural increíble y, al salir, supo que abriría algo similar en Madrid.

El 1 de Septiembre abrió sus puertas Serendipia, con un reclamo muy distinto al de sus competidores: ¿Cuánto tiempo tienes para sentirte mejor? Nosotros nos amoldamos.

“Aquí los tratamientos se adaptan al cliente, no al revés”, me contó Dani (así la llama todo el mundo).  “¿Tienes 90 minutos para hacer un alto en el trabajo al mediodía? Disfruta de un envolvimiento de algas más exfoliación y masaje. ¿Puedes rascar solo 20 minutos entre reunión y reunión? No hay problema, nuestras terapeutas se ajustan a tu timming”.

Su filosofía es NO a las máquinas, SI a protocolos artesanales (solo emplean las manos para sus tratamientos faciales y corporales) y SI a productos  100% naturales  (tiene algunos inéditos en España como Voya, una firma orgánica irlandesa ultra exclusiva).

Montero me invitó a un masaje/exfoliación, a base de azúcar moreno orgánico y aceite esencial de Ylang Ylang, del que salí flotando.  Durante 90 minutos, la terapeuta me trabajó todo el cuerpo, desde la punta del pelo hasta la punta de los pies, con “maniobras” del sudeste asiático. Una auténtica delicia!!

Salí de allí fascinada pero no saciada. Me quedé con ganas de probar muchas cosas, pero principalmente el fitness facial, un masaje de origen japonés que tiene fama de “levantar” la cara en 20 minutos.

Se recibe sentada uno de estos sofás y puedes pedir que, al mismo tiempo, te hagan un masaje de pies. ¿Os imagináis algo más tentador?

 

 

Los precios son por minutos: 20 minutos, 30 €; media hora, 40 €; 50 minutos, 60 €; hora y media, 110 €, y dos horas, 150 €.

Como acaban de abrir están de promoción y, durante los meses de octubre y noviembre, con cualquier tratamiento contratado, regalan media hora de masaje “extra”.

 

 

¿Alguno de vosotros ha tenido alguna serendipia así en su vida?

 

SERENDIPIA: calle Recoletos nº 16, de Madrid. Tel: (+34) 91 431 9458.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes