ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Real Madrid: Historia y nada más por Luis Prados Roa

Viene «el Bilbao» al Bernabéu

Luis Prados Roa el

De pequeño, al Athletic lo llamábamos «el Bilbao». Todavía en Madrid muchos seguidores lo llaman así. Un día, en los cromos, descubrí que el pantalón del «Bilbao» era negro. En mi mundo, el fútbol solo existía -además de en la radio- en la televisión, que no era en color; y yo creía que «el Bilbao» vestía igual que el Aleti, el de Madrid. Luego, en la fiesta de disfraces del colegio, Ruiz vino vestido del «Bilbao»; vaya suerte, porque a mí me pusieron de vaquero del oeste. Y eso que yo tenía «el traje» del Madrid de siempre; bueno, desde que fui a una tienda detrás de la Puerta del Sol con mi tío Juli, a comprármelo por mi cumpleaños.

Amancio abre el marcador pese a la magnífica estirada de Iríbar. El Real Madrid venció 2-1 al Athletic en la temporada 68-69. FOTO: T. Naranjo Domínguez

 

El domingo viene el Athletic al Bernabéu. A lo largo de 85 temporadas de Liga se han dado 57 victorias (67,06 %) blancas, por 15 empates y 13 derrotas. Con 217 goles del Madrid por 97 visitantes. Iré con mi sobrino Luis, que es socio desde que nació.

De pequeño vi jugar a Iríbar. La primera vez, en el Vicente Calderón, cuando el Athletic fue campeón de Copa contra el Castellón, en 1973. Los aficionados cantaban «Iríbar, Iríbar es cojonudo, como Iríbar, no hay ninguno». En casa no nos dejaban repetir el cántico, pero mi padre sí podía. Si decíamos «macanudo» no pasaba nada.

Una noche de abril de 1973, mi madre nos mandó a la cama. Le protesté como si me hubiera pitado un penalti y admití acostarme con la radio puesta, con «el Bilbao» ganando 0-3 en Chamartín. Dormíamos cuatro hermanos en la misma habitación. Las camas, juntas, parecían la barrera de una falta. En los últimos diez minutos el Madrid empató a tres (Grande 80′, Pirri 83′ y Amancio 88′). El locutor se volvió loco con los gritos, y nosotros, también. Si mi madre no fuera tan madridista nos hubiera castigado, ténganlo como seguro.

 

Colección de cromos del Athletic de la temporada 71-72. Los rojiblancos solo tenían a un único portero en el álbum, Iríbar

 

La segunda vez que vi a Iríbar fue en el Bernabéu, en la Liga 75-76. Iríbar vistió casi siempre de negro entero. Era un espectáculo verlo salir por alto y, en las paradas más difíciles, blocaba el balón. Se estiraba como un chicle y cuando Pirri le marcaba de penalti lo tenía que tirar pegadísimo al poste para que no lo parara. En sus últimos años cambió a camiseta verde. Iríbar era tan bueno que Marro, portero suplente, no tenía ni sitio en el álbum de cromos.

La primera vez que vi perder al Madrid en el Bernabéu fue contra el Athletic (2-3, en la 76-77). En aquel equipo jugaban, además de Iríbar, Villar, Churruca, Irureta, Dani y Rojo I. Llovió en gran parte del partido y mi padre estaba más pendiente de que los niños no se mojaran que de no perder los dos puntos, que se perdieron. Incomprensible prioridad de preocupaciones, por cierto. Había gente del «Bilbao» siempre en las gradas, en todas las zonas del estadio cuando yo era niño. Un día se retiró Iríbar. En la Liga 79-80 apareció Aguirreoa en la portería del Athletic, primera vez tras quince temporadas consecutivas del Chopo en el Bernabéu. Esa tarde fue una de las más emocionantes de mi vida, hasta entonces, porque el Real Madrid se proclamó campeón en esa última jornada.

Real Madrid- Athletic 76-77 (2-3) Arriba: Iríbar, Astrain, Goicoechea, Escalza, Villar, Lasa. Agachados: Churruca, Irureta, Dani, Garay y Rojo I  FOTO: Manuel Sanz Bermejo

 

 

Al año siguiente los leones perdieron 7-1 en el Bernabéu. Aquello superó lo del 3-3 en la radio. Cunningham hizo un partidazo y García Hernández marcó tres goles. Mi primo Jaime, del Athletic, no lo ha olvidado. En el colegio siempre tuve amigos del «Bilbao» en todos los cursos. Y algún profesor. Empezó entonces una etapa de mi vida en la que el Madrid solo perdió otra vez en el transcurso de 18 años en el Bernabéu, un 2-4, en el que Hugo Sánchez había puesto el 2-0 en apenas un cuarto de hora. ¡Y el Athletic remontó! (86-87, Endica 43 y 69′, Andrinua 79′ y Gallego 83′).

Si te echas una novia del Athletic y dices en su casa «el Bilbao» la tienes armada. Desde 1985 a 1994 el Real Madrid le marcó 34 goles a su rival. Julen Guerrero nunca marcó en el Bernabéu; y a Hugo Sánchez, Zamorano, Michel, Raúl, y hasta Guti se les dio muy bien el enemigo. Desde 1951, hasta Cristiano Ronaldo (12 goles), Zarra (9) fue el máximo goleador de todos los encuentros en Madrid.

 

Cristiano Ronaldo es el máximo goleador de la historia de los 85 Real Madrid-Athletic en Madrid, con 12 goles. En la imagen, en el partido de la 2014-15, frente a Óscar Marcos, con contundente triunfo madridista por 5-0. FOTO: AFP

 

Hay ahora una generación de jóvenes aficionados del Athletic que solo recuerdan salir vapuleados del Bernabéu, a pesar de los goles de Eraso, Elustondo, Ibai, Llorente, Yeste, Etxeberría, Iraola y de Prieto. Nadie más del Athletic ha marcado en los últimos once años, en los que siempre ha vencido el Real Madrid, nunca visto antes, ¡con 42 goles a favor! A mi abuelo le hubiera encantado verlo. En los últimos nueve partidos, además, siempre con tres o más goles anotados. En los últimos 17 años, 16 victorias del Madrid. Y 23 de los últimos 27. Lo que habría dado yo por estos datos en el colegio, cuando conseguí aquel cromo de Uriarte,  en la 70-71, y vi que «el Bilbao» tenía el pantalón negro.

 

 

Otros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes