ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Real Madrid: Historia y nada más por Luis Prados Roa

Cristiano nunca marcó en el nuevo San Mamés

Cristiano nunca marcó en el nuevo San Mamés
GRA369. BILBAO, 02/02/2014.- El delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo (i) con el balón ante el centrocampista del Athletic Club de Bilbao Carlos Gurpegui (d), durante el partido correspondiente a la vigésimo segunda jornada de liga de Primera División, disputado esta tarde en San Mamés. EFE/Alfredo Aldai
Luis Prados Roa el

El Athletic ha derrotado 38 veces como local al Real Madrid en la historia de la Liga, por 31 victorias de su rival y 18 empates. En las últimas 13 campañas, los blancos han ganado en nueve, con dos derrotas y dos empates (mejor registro en un lapso así) y se adelantó en diez ocasiones. Cinco de estos nueve últimos triunfos madridistas fueron además por tres goles de diferencia. Será el sexto partido en el nuevo San Mamés, donde nunca pudo marcar un gol Cristiano Ronaldo, máximo artillero de la historia blanca. El portugués además fue expulsado en la 2013-14.

Seis veces el Real Madrid perdió su primer partido de Liga en San Mamés. En la 29-30, en la 1ª jornada: 2-1, aunque se adelantó el Madrid, gol de Gaspar Rubio. En la 33-34, 6ª jornada: 5-1 cayó el Madrid. En la 41-42: 3ª jornada, 1-0, Gárate, a los 12 minutos. En la 46-47: 3ª jornada, 2-0. En la 73-74, 4ª jornada: 2-1, aunque los tres partidos anteriores habían sido tres empates. Y al año siguiente, en la 74-75, 14ª jornada: 1-0, gol de Carlos.

 

 

El 0-0 del año pasado fue un empate frustrante para los de Zidane, porque se encontraban, en la jornada 13, cuartos en la tabla, a ocho puntos del Barça. Era el peor Madrid en una jornada 14ª desde la 2008-09, cuando fue despedido Schuster. Los madridistas volvieron a demostrar una gran incapacidad ofensiva: segunda salida con dos 0-0, y tercera sin ganar. El once fue el mismo de las dos finales de Champions, pero sin chispa esta vez. A cinco minutos del final, Sergio Ramos vio la segunda tarjeta amarilla por saltar con el codo, la misma expulsión de la primera jornada en Riazor. Sin su capitán, el Madrid renunció al tramo final, y los locales rondaron el gol, que hubiera sido demasiado premio.

El Athletic fue el único equipo que no ganó dos veces seguidas en casa en toda la Liga pasada, y no ganó marcando tres goles ¡ni una sola vez! por vez primera en su historia. Williams, que jugó todos los partidos por segundo año consecutivo, no marcó en casa en todo el año; de hecho lleva sin hacerlo desde 2016. Sus últimos 10 goles han sido lejos de San Mamés (uno de ellos en el Bernabéu).

 

Solo cuatro veces han empatado Athletic y Madrid con 0-0. Otra fue en la 87-88. Llegaban los madridistas a Bilbao en la novena jornada con cifras espectaculares: ocho partidos ganados, líder arrollador. Pudo igualar la marca de la 68-69, de nueve de nueve. Ese Real Madrid había llegado a la jornada 3 (como ahora) con 18 goles a favor (su récord en una tercera jornada, en 88 ligas). Pero aquel Athletic dirigido por Kendall le opuso una resistencia feroz y empató a cero. No hubo récord para los blancos. El punto les supo bastante, dada la diferencia sobre el segundo clasificado (4 puntos al Atlético). El Madrid ganó aquella Liga «de punta a punta». Los madridistas llegaban a San Mamés con 32 goles en ocho jornadas ganadas, y saltaron al césped con cuatro defensas: Chendo, Camacho, Tendillo y Sanchís; más Gordillo y Solana por delante. Camacho se lesionó antes de la media hora, por una herida en la lengua en la que le dieron puntos. Siguió jugando y todo. Al concluir el choque dijo que se asfixiaba. Jankovic fue el sustituto: el futbolista serbio que jugaba al fútbol «con escuadra y cartabón». Kendall alineó a cinco hombres en defensa, con dos marcadores (Ferreira y Pachi Salinas) con Andrinua de hombre libre. El tiempo real de juego fue de 48’13” en la primera mitad y de 46’15” en la segunda, minutos de «descuento» en una época donde no existían los carteles al final, como ahora. Casi lleno y récord de recaudación de 60 millones de pesetas, aunque quedaron más de 1000 entradas sin vender (en la 70-71, «Récord de táquilla de todos los tiempos –dijo la crónica de ABC– seis millones de pesetas»).

En la 2016-17 (1-2), Benzema marcó el 8300º gol de Liga en partidos del Athletic (4612 goles de los leones y 3688 de sus rivales). Ahora, el registro rojiblanco está en 4676- 3752. En 2014-15, perdió el Madrid 1-0, gol de Aduriz, de poderoso cabezazo. Gareth Bale cumplió, en ese choque, ocho partidos oficiales consecutivos sin marcar y siete sin dar una asistencia. En cambio ahora, el galés lleva siete partidos de Liga marcando, lo que jamás logró en su carrera.

 

 

El máximo goleador de los Athletic–Real Madrid es Zarra, con siete goles. Seis tantos anotaron Dani, Gainza y Bata. Y cinco, Panizo, Gorostiza y Uriarte. Raúl y Puskas también marcaron cinco. Cristiano se quedó en cuatro. Fueron expulsados Gento, Uría, Hilario, Michel Salgado, Cristiano y Sergio Ramos; más los leones Javi Martínez, Gurpegi, Yeste y Larrainzar II. Con los dos equipos se alinearon Urquizu, Ortiz, Alkorta, Elices, Lasa y Karanka. Iribar jugó ¡16 veces! en 17 años; y Casillas, Raúl, Pirri y Gento, 14.

Las mayores goleadas han sido un 5-0, en 69-70; y un 0-5, en 95-96. Pero el partido con más goles fue el 6-2 de la 49-50, en el que se llegó al descanso con ¡empate a cero! El resultado más repetido en cambio es 1-1, que se ha dado 10 veces.

Otros equiposOtros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes