ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Otro Deporte por Javier Ramudo Garcia

¿Qué es el sumo?

¿Qué es el sumo?
sumo_combate
Javier Ramudo Garcia el

La segunda entrada acerca de mi viaje a Japón la voy a dedicar al sumo.

Lo primero que hay que decir es que es un deporte,  razón por la que está en este blog. Al consultar a las personas que nos guiaban sobre los rituales iniciales, antes de cada combate y el espectáculo dentro del recinto, se apresuraron rápido a indicarnos que era solo es, rituales previos, pero tras esos preámbulos, el solo deporte. Un deporte de contacto total, noble y sincero.

El sumo tiene muy pocas reglas, es fácil de entender para un espectador novato como yo. Básicamente podemos describirlo en cinco líneas:

 – Dos luchadores se enfrentan en un área circular. Este circulo lleva el nombre de dohyō

– El primer luchador en tocar el suelo con alguna parte de su cuerpo a excepción de la planta de sus pies queda eliminado.

– El primer luchador en hacer contacto con el exterior del círculo de lucha (ya sea con sus pies o cualquier otra parte de su cuerpo) queda eliminado.

– Un luchador que utiliza una técnica ilegal o kinjite, como golpear en los ojos, estrangulaciones, tirar del pelo, puñetazos, luxaciones articulares u otras; queda eliminado.

– Si un luchador pierde el mawashi (única vestimenta utilizada durante un combate de sumo), queda eliminado.

 

No hay tiempo de combate, si uno de los luchadores empuja y expulsa a su adversario fuera del círculo en menos de 10 segundos, cosa que ocurrió en tres de los cuatros combates que vi por cierto, ahí acaba.

¿Qué debo saber sobre el sumo?

El dohyō está hecho de arcilla con arena esparcida sobre su superficie. Mide entre 34 y 60 cm de altura. El círculo es de aproximadamente 4,55 m de diámetro y está delimitado por una gran soga de arroz llamada tawara, que es enterrada en la arcilla. En el centro se encuentran dibujadas dos líneas, las shikiri-sen, donde los rikishi deben posicionarse antes de comenzar el enfrentamiento.

Los combates no se realizan por pesos, como en el boxeo, judo, por ejemplo. Los luchadores pueden tener pesos muy diferentes si se llega a un acuerdo (se cierran los combates por citas entre ellos y su entorno), para realizaras. Usted pensará como yo que el que deportista con mayor peso tiene una gran ventaja, ya que piensa que con esa masa corporal la agilidad y velocidad no puede ser muy importante. Para ese pensamiento le dejo la siguiente imagen.

 

Sumo

 

Y una experiencia. Todos los combates que vi tenían pesos similares, pero en todos ellos ganaron los que pesaban menos. En uno de ellos, que duró 7,3 segundos, el ganador pesaba 19 kilos menos que su adversario y tras un amago consiguió sacarlo fuera de un solo empujón.

Otra cosa que debe saber, es que un deporte solamente para hombres, y no porque las mujeres no quieran practicarlo o no haya mujeres en alta competición, es que está prohibido, cosa que sorprende en este siglo, verdad?

Algo de historia…Orígenes
El documento más antiguo sobre el origen del sumo que se conserva hoy en día es el Nihon Shoki o Crónicas del Japón, escritos en el año 720. El texto relata que el primer combate se realizó el año 23 antes de Cristo, bajo el reino del emperador Suinin.

La arena del dohyō se convirtie en reglamentaria a partir del siglo XVI.

El sumo como deporte, inicialmente fue practicado por los guerreros samurái o guerreros sin amo o rōnin, los torneos profesionales comenzaron en el templo del dios de la guerra Hachiman en 1864. Y se han llevado a cabo en el Ryōgoku Kokugikan desde 1909, sin embargo el Kuramae Kokugikan ha sido usado para realizar los torneos desde la posguerra (1945) hasta 1984.

 

Si usted quiere asistir en Tokyo o en otra parte del país a un combate de sumo, debe saber, en mi opinión, que será una experiencia única y recomendable. Pero también muy cara. Tenga en cuenta que es toda una religión y los precios son comparables en España a un partido de Champions entre el Real Madrid  y FC Barcelona, de hecho pagué un precio similar al pagado hace años para ver este partido en el Bernabeu. Además le garantizo que por mucho que le cuenta, nada será tan impresionante como el sonido de ambiente del publico y sobre todo un sonido que no se le olvidará jamás al escucharlo, que es el primer choque entre los dos luchadores al iniciar el combate, si cierra los ojos perfectamente podrían ser dos trenes chocando de frente. Mereció la pena.

 

Sumo
Javier Ramudo Garcia el

Entradas más recientes