ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs La fiebre del oro(.com) por Jon Oleaga

Quiero cambiar de compañía de taxis

Jon Oleaga el

He hablado unas cuantas de veces en este blog sobre Uber y las alternativas de la economía colaborativa, al servicio de taxis que todos conocemos. Siempre lo he contado desde el punto de vista de la incipiente economía colaborativa, y cómo está afectando a los sectores en los que ya tiene presencia. Si miráis hacia atrás en el blog, veréis que en todos esos artículos sobre Uber, siempre hay comentarios, que claramente son de taxistas, que intentan proteger su negocio, algo totalmente lógico. Hay comentarios con un buen tono, y otros no lo son tanto.

Esta vez voy a hablar desde el punto de vista del consumidor, como un cliente que usa frecuentemente el servicio de taxis entre el aeropuerto y Madrid. Y como a muchos, lo que me encantaría es poder cambiar de compañía de taxis, por la sencilla razón de que no estoy contento con la actual. Pero, claro, no puedo porque estamos hablando de prácticamente un monopolio donde no hay competencia, ni de precio ni de servicio. Os voy a dar mis razones por las que el servicio actual no es de mi agrado:

  • La tarifa de 30€ es, simplemente, un robo. Se trata de un servicio, y tendría que pagar por el uso. Es como si ahora hubiera una tarifa plana de 30€ en los restaurantes de Madrid, y si quieres un café y una tostada, también son 30€.
  • Las últimas dos veces que llegué a la Terminal 1, tuve que presenciar la “bronca” que se organiza entre los taxistas de la cola por ver quién coge a quién. No es algo que quiera, ni deba presenciar.
  • Los tres taxis de las últimas semanas superaron con creces los 140 km/h, saliendo del aeropuerto y me llevaron como si fuera una carrera de fórmula 1. Me imagino que con prisa para volver a hacer cola en la terminal.
  • Ayer mismo, ni un “buenas tardes”, ni “le molesta la radio”…. ni nada.
  • Por no decir, el que algunos no quieran cobrar con tarjeta, en pleno siglo 2015.

El único estándar de servicio que da la compañía es el de cobrar, el de las tarifas. Muchos pensarán, si existen libros de reclamaciones, pero para algunos, la mejor protesta es cambiar de compañía, igual que haría en un restaurante donde el camarero no me atiende correctamente, me gustaría poder cambiar de servicio de taxis, sea la que sea. Guste o no guste, allí donde ha entrado Uber, ha hecho “ponerse las pilas” al gremio taxista.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes