ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Entre barreras por Ángel González Abad

San Isidro’14: De Nicanor Villalta a El Cordobés

Ángel González Abad el

Acertaron los hombres de la Comunidad de Madrid al rendir un gran homenaje a Manuel Benítez “El Cordobés” en el cincuenta aniversario de su confirmación de alternativa. Todo es poco para quien movilizó como nadie a las masas, para quien paralizó España aquel 20 de mayo de 1964, para quien salió hasta en ocho ocasiones por la Puerta Grande de Las Ventas. Mañana de gloria en la plaza madrileña, y el reconocimiento al genio en la placa de azulejos que ya relumbra en los pasillos del coso venteño.
Un acierto sí, pero un borrón también para esos responsables de los asuntos taurinos de la Comunidad de Madrid que no dudaron en que la placa de El Cordobés desplazara a la que ocupaba el mismo lugar en honor de Nicanor Villalta. Nicanor Villalta, casi nada. El torero que más orejas ha cortado en Madrid, 52 en corridas de toros y dos más en el festival que supuso su despedida de los ruedos.
Injusta la decisión de vestir a un santo para desvestir otro. ¡Qué falta de sensibilidad! ¡Qué manipulación de la historia!
Ninguno de los toreros que tienen su placa de reconocimiento en Las Ventas merecería que fuera retirada para poner otra en su lugar, pero menos que nadie el gran Nicanor Villalta, el torero aragonés de Cretas que dejó escritas hasta 54 páginas imborrables en la historia del toreo en las plazas de Madrid.
Seguro que nadie explicó a El Cordobés que su placa ocupaba el lugar de la de Villalta, seguro que de saberlo nunca lo hubiera permitido.
Don Nicanor no merecía este desprecio por parte de quienes deben velar por la historia del toreo. ¡Qué despropósito!

Toros

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes