ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El talón de América por Carmen de Carlos

La Embajada de España, a pedir de Bocca (Julio)

Carmen de Carlos el

Julio Bocca subió al escenario de puntillas. Pudo hacerlo pisando fuerte o abriéndose paso a zancadas entre la multitud pero no es su estilo. El bailarín argentino es algo tímido y prefiere no hacer mucho ruido. Eso intentó en la Embajada de España en Buenos Aires pero una salva de aplausos y bravos se lo impidió.
La escena se registró anoche (de madrugada en la península, Canarias y Baleares). Rafael Estrella tomó la palabra para rendir un sentido homenaje al bailarín y como gesto de reconocimiento a su carrera y recuerdo inolvidable, le entregó un reloj para su famosa colección. El embajador aprovechó la segunda edición del Equinoccio Cultural, -una fiesta de música, danza, tapas y buena onda- para invitar a amigos y admiradores del mejor bailarín argentino de todos los tiempos.
Entre los primeros estaban, entre otros, los actores Ricardo Darín, China Zorrilla, José Sacristán y Pablo Echarri. Entre los segundos, además de los mencionados, una parte de Les Luthiers, una nutrida representación de ejecutivos españoles y Hermenegildo Sabat, el dibujante que pintó a Cristina Fernández de Kirchner con dos tiritas cruzadas sobre los labios y el perfil de su marido encajado en su cara (un poco al estilo del de la señora desnuda del célebre perfil de Freud).
La viñeta la publicó Sabat después de que a la presidenta se le calentara la boca y hablará como hacía su marido- mal y más de la cuenta, contra los sectores rurales. La Jefa del Estado consideró el chiste golpista, lo calificó de mensaje cuasi mafioso y armó tal alboroto que fue peor el remedio que la enfermedad: CFK se convirtió en motivo de chacota en los programas de humor argentinos.
Enrique Pinti, también en la fiesta de la Embajada a Julio Bocca, fue uno de los que le abrió los ojos a la Presidenta: lo que quiere decir Sabat es que cada vez que habla, la caga.
Julio Bocca dijo que la palabra no era su fuerte pero improvisó un discurso de peso en el que, aunque no quería, habló de política y lo hizo, como diría Pinti, sin cagarla. El bailarín lamentó que Argentina, un país tan rico, en vez de crecer en democracia fuera para atrás y pidió unidad a los políticos para sacar adelante el país. El sueño de todos.

Política

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes