ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El talón de América por Carmen de Carlos

Angélica Alvarez: Edison debería escribir un libro de la mina

Carmen de Carlos el

Ella le consiguió el trabajo en la mina, “me siento culpable pero él dice que no es culpa mía que haya pasado esto”. Ella es Angélica Alvarez y él Edison Peña, uno de los 33 hombres atrapados, desde el 5 de agosto, en las tripas de la mina San José, en pleno desierto de Atacama.

Voz autorizada en el campamento Esperanza, donde los familiares de los mineros pululan, penan y dejan pasar el tiempo, Angélica va y viene de un lado a otro, analiza la situación y se prepara para el día del regreso de su pareja. “He pasado días terribles”, observa. Con los pies sobre la misma tierra que tiene atrapado al hombre con el que ha encontrado la felicidad, reconoce que arrastra, “mucho dolor. Llegué a pensar lo peor”.

La historia de amor entre Angélica y Edison empezó en el año 2007, “vivía en Santiago pero venía, en autobús, a verme todos los fines de semana. Son ocho horas de viaje”, apunta. Tiene tres hijos de su primer y único matrimonio, “uno de 28 años, otro de 23 y el menor de 21. De este drama, al menos, ha salido algo bueno. Ellos no aceptaban que estuviéramos juntos, les costaba mucho esfuerzo pero ahora el mayor hasta ha venido a verme. De algún modo todos nos hemos reconciliado“.

Su estado de ánimo depende “del de Edison. Si le noto triste me pongo triste. A veces se da cuenta de mi impaciencia por verle. Entonces, para consolarme, me dice: Hazte cuenta que estoy de viaje. Y yo le digo; nunca tardas tanto”.

Entre los fantasmas que asaltas a Angélica, día y noche, uno le preocupa más que el resto: el miedo al reencuentro. “La fama, los periodistas…, hay una sensación de invasión que nos cambia a todos. No somos los mismos. No sé cómo vamos a afrontar la etapa que nos espera… Emocionalmente soy una persona madura. Cuando amas a alguien si para ser feliz hay que renunciar a él lo haces. Si no logra adaptarse y debo seguir sola lo aceptaré”.

A Edison, electromecánico en la mina San José, de 34 años, se le conoce como el poeta. Mandas unas cartas de amor conmovedoras. También otras alegres, con dibujos como la que enseña Angélica. “Le he sugerido que escriba un libro. Tiene mucho que contar y lo hace bien”. En tiempo de descuento “para abrazarle”, Angélica imagina los primeros planes, “unas vaciones en Bahía Inglesa”, una hermosa playa no muy lejos de allí.

 

Otros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes