ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El bochinche venezolano por Ludmila Vinogradoff

Magia negra para el cáncer

Ludmila Vinogradoff el
Bilongo por la salud de Chávez

Este fin de semana la estatal Venezolana de Televisión (VTV)  transmitió un vídeo del  “Bilongo” para curar el cáncer del presidente Hugo Chávez, hecho el pasado viernes en La Habana, tras concluir la cuarta quimioterapia, de la cual asegura haber salido “pepiado” (fuerte) y recuperado.

El ilustre paciente ha declarado que ya “no está enfermo”, que ha superado la dolencia desde que la anunció públicamente a finales de junio. El ciclo de quimios ha concluido pero su enfermedad sigue siendo un misterio y un secreto de Estado bien guardado por cuanto nadie conoce el diagnóstico médico real de su salud.

Su aparente recuperación física contrasta con la cantidad de rezos, plegarias, ceremonias religiosas de todo tipo, hasta de magia negra, que le dedican  por los medios de comunicación. Los rituales de santeros y sus actos de brujería nunca habían sido tan publicitados como ahora, a pesar de que el gobierno se declara ateo,  marxista-leninista y su Partido Socialista Unido de Venezuela incorpora en su vestimenta el materialismo histórico.

La televisión oficial transmite el bilongo

El cáncer presidencial, a saber si es un “sarcoma de vejiga” que estaría en fase 4 y que hoy lunes lo habrían internado en la Unidad de Hemodiálisis del Hospital Militar de Caracas por insuficiencia renal, según los mensajes del Twitter  porque no ha respondido a la quimioterapia, según el ex embajador de EEUU Roger Noriega,  ha sacado de la oscuridad a la magia negra convirtiéndola en política oficial venezolana para la sanación en pleno siglo XXI.

El bilongo cubano, un ritual de brujería, es el segundo que se le dedica a Chávez. El primero se realizó en Caracas hace un par de semanas. La reiteración de estos rituales de manera masiva y por televisión han levantado críticas y sospechas sobre la salud del mandatario que en apariencias no está tan buena y recuperada como él afirma.

Entre las numerosas críticas citamos el editorial del diario Tal Cual, firmado por Fernando Rodríguez: “es literalmente un portento, por no decir un milagro, puesto que no sabríamos a cuál de los dioses atribuírselo. Curas, pastores, rabinos, monjes budistas, santeros, imanes, chamanes, curanderos, videntes, brujos, silbones sabaneros, etc., han sumado sus voces a la magna empresa histórica. Una especie de Mesa de la Unidad de los cielos”.

Ya no sabe a quien rezar

Y lo que propones es: “ en  vez de hacer bilongos en La Habana, con presencia del alto gobierno cubano, o misas coloradas en Nueva York para la fanaticada de la ONU con la presencia radioeléctrica del enfermo, tranquilícense.

Chávez con su sombrero de plumas

Dejen descansar al canceroso para que alivie su mal. Recuerden los límites de la condición humana y, que exprese el dolor con privacidad, recato y estilo, aquél que lo sienta, que no son todos los llorones públicos. Infórmenle al país seriamente sobre los riesgos que corre por la inusitada circunstancia. Y dejen que los dioses continúen su eterna bronca”.

Otro crítico es el artículo de David Morán Bohorquez. “La santería cobra al hombre como víctima al hacerlo presa del miedo. No lo transforma ni lo mejora por dentro, sino que por medio de ritos y ceremonias de corte “mágico” podrían liberarse de males y apartar poderes maléficos”.

Añade que “ya el gobierno es presa del miedo, que lo  inmoviliza y lo secuestra. Es tal el miedo, que no son capaces de darle al pueblo venezolano el parte médico profesional y científico sobre la salud del presidente. Dejan eso en manos de Babalú Ayé”.

 

Gentepolítica

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes