PONER UN PISO

Publicado por el abr 10, 2013

Compartir

 

El decreto de la Junta de Andalucía está tan cargado de buenas intenciones que recuerda al tanguillo, el de” las buenas intenciones que, de pronto, se quean en ná”.  A los bancos e inmobiliarias se les conmina a ocupar las viviendas con la amenaza de la expropiación temporal, imagino que con el (in)justiprecio de un porcentaje del valor catastral (ay, bendito catastro, novelón, registro bíblico, que todo lo que no es catastro es Suiza ya).

Así, el sector inmobiliario está obligado a vender, ¿pero cómo si no hay demanda?

Pues muy fácil: ¡poniendo pisos!

Ya lo decía Berlanga, tan preclaro: “ponme en un piso, si puede ser en El Viso”.

Como no hay quien compre pisos, pero casas vacías no puede haber, la única solución va a ser volver a la antiquísima, y ya vemos que muy sabia institución, del piso puesto (con un piso puesto, con un chalé…), que era regularización sentimental, pero también salud inmobiliaria. El amorío acudiendo en defensa del derecho de propiedad.

Los bancos tienen que hacer como hacemos los demás cuando nos vamos de casa en agosto, abrir las ventanas para que parezca que vive alguien, porque no se trata de propiedad, que propietarios tienen las casas, sino de que sean habitadas. El legislador quiere habitabilidades,  penates por decreto, así que al propietario le fuerzan a buscar habitante.

Por eso, y sin erotismo alguno, el señor del banco, el desagradable señor del puro, ha de rehabilitar la costumbre de poner el piso.

De alguna forma, la izquierda estimula, por frotación, la protección de las más antiguas instituciones de la derecha.

Compartir

Anterior

Siguiente

ABC.es

Columnas sin fuste © DIARIO ABC, S.L. 2013

Columnas sin fuste. Ni careo.Más sobre «Columnas sin fuste»

Categorías

Categorías
Etiquetas
Calendario
abril 2013
L M X J V S D
« mar   may »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930