Proyecto “La marcha de Gálvez” de Augusto Ferrer-Dalmau

Proyecto “La marcha de Gálvez” de Augusto Ferrer-Dalmau

Publicado por el 13/03/2018

Compartir

 

Por la Dra. María Fidalgo Casares

Augusto Ferrer-Dalmau está inmerso en un gran proyecto que en breve dará a conocer , un cuadro espectacular que homenajea a un gran héroe no tan conocido como merece: Bernardo de Gálvez

Un cuadro que cruzara el océano e irá a las tierras que le sirven de escenario: el Sur de Estados Unidos en concreto a Luisiana a la exposición «Memorias Recobradas, España, Nueva Orleans, y el apoyo a la Revolución Americana»  que se celebrará entre el 20 de abril y el 8 de julio de 2018 en el Louisiana State Museum (Nueva Orleans) bajo el patrocinio de Iberdrola y que después  viajara a Washington DC y terminara en el Guggenheim Partners de Miami.

El artista está dando sus últimas pinceladas, aunque tiene ese “defecto” de que le cuesta desprenderse de sus obras y continúa retocándolas hasta que las fechas de entrega. Tal vez porque sabe que en cierta forma en cuanto salen de su estudio dejan de ser suyos y comienzan a formar parte de la Historia de todos. Esta vez siente de forma más intensa  el peso de la responsabilidad : Es nuestra Historia , pero va a ir a recordarla al Nuevo Mundo en un acto del Tricentenario de la Fundación de Nueva Orleans del que fue gobernador Bernardo de Gálvez,  exposición que está prevista inaugurar importantes autoridades de Estados Unidos y España .

Sabe que es uno de esos cuadros  comprometidos y para ello ha contado con su asesor habitual  Luis Sorando, Guerrero Acosta y también los voluntarios de Madrid . Además tiene la particularidad de que presenta colores no muy habituales en él y una atmósfera que no ha tocado en el resto de su producción.  Dado su perfeccionismo no saldrá a la luz hasta que  esté completamente terminado. Sin embargo ha querido compartir con sus lectores algunos de los bocetos del mismo

 

LA MARCHA DE GÁLVEZ A LA CONQUISTA DE BATON ROUGE. LA VICTORIA DEL PRIMER EJÉRCITO MULTICULTURAL DE AMÉRICA (Jose Manuel Guerrero, comisario de la Exposición)

Tras la declaración de la independencia  el 4 de julio de 1776, el Congreso norteamericano, formado por representantes de las trece colonias rebeldes a Gran Bretaña, pidió ayuda a las cortes de Europa. Se desencadenó  un conflicto internacional, una guerra global. De un lado, España, Francia, los Países Bajos y las colonias rebeldes de Norteamérica; del otro, Gran Bretaña y sus aliados alemanes.

Pero la primera victoria de España en este conflicto no sucedió en Europa, sino en América. Bernardo de Gálvez, desde su puesto de gobernador de Nueva Orleans, reunió un ejército improvisado y se adelantó a los británicos, atacando todos los puestos que sus tropas tenían aguas arriba del Mississipí. No tenía apenas más que un puñado de soldados: el Batallón de la Luisiana y algunos piquetes de regimientos. Gracias a sus excelentes dotes de mando y su don de gentes, consiguió que muchos  franceses de la ciudad se unieran a las milicias.

Una vez reunidos  tropas y pertrechos,  Gálvez partía por fin de Nueva Orleans el 27 de agosto de 1779, al frente de un centenar de soldados regulares, 370  reclutas del Regimiento de Luisiana, 20 carabineros, 60 milicianos blancos, 80 afroamericanos libres y 8 voluntarios americanos que portaban  la nueva bandera de los nacientes Estados Unidos. Por el río Mississippí subían las lanchas que transportaban los escasos pertrechos y una decena de cañones. Gálvez consiguió el primer ejército multirracial de Norteamérica: se unieron a sus fuerzas colonos alemanes y canadienses establecidos río arriba. Así reforzó la columna con 600 blancos y afroamericanos y 160 Indios chactás llegando a 1500 hombres.

Tras una penosa marcha por pantanos y bosques cerrados, la fuerza alcanzó los alrededores de Manchac y efectuó un ataque sorpresa contra Fort Manchac y capturaron una veintena de casacas rojas británicos. Continuó hacia Baton Rouge con sus fuerzas mediadas. Allí se encontraron con una fortificación de campaña con trece cañones y medio millar de soldados británicos y alemanes, reforzados con auxiliares negros y colonos. En tres horas  había vencido.. Frente a las variopintas tropas españolas desfiló la guarnición superviviente, entregando sus armas y las banderas del Regimiento 16º Buckinghanshire

. Así fue la primera victoria terrestre de Gálvez contra los ingleses. Después vendrían La Mobila y Pensacola, otros capítulos de la gloria de España en Luisiana y Florida durante la guerra de la Independencia de los EE.UU.

Los bocetos

Ferrer Dalmau suele ejecutar una colección de  bocetos  cuando aborda obras de cierto empaque.  Aunque presentan una singularidad: más que bocetos, son ejercicios de ejecución, un entrenamiento para familiarizarse con la temática y afrontar la escena que llevará al lienzo. Algunos pasan al cuadro final  con más o menos variaciones, pero otros, terminados al óleo se convierten en obras autónomas.

.Los bocetos, apuntes o dibujos al óleo se han convertido en una parte muy importante de su producción. No sólo para el pintor, que como hemos dicho le sirven de entrenamiento, sino por la demanda de coleccionistas.

 

Cuando afronta los bocetos los realiza en color o en blanco y negro. Aquí ha  renunciado al impacto colorista de las figuras  y ha apostado por uno de los formatos más personales y sobrios. Los personajes aparecen recortados, algunos literalmente segmentados, sobre un fondo  completamente neutro.

Podría decide que con cierta arrogancia y exhibiendo su talento deja ver el lápiz o el boceto previo en alguna zona… pero pese a lo que pueda parecer no es carboncillo, sino oleo. Conseguir estas calidades en una gama casi monocroma habla de su extraordinaria pericia en el color aunque parezca contradictorio hablando de grises y negros.

Todos los bocetos  se caracterizan por un apabullante dominio de un espacio inexistente y el gran empaque y personalidad de las figuras, aunque esta vez no  posan desafiantes,  sino que se percibe cierta introspección ..concentrados en la marcha que les llevaría a Baton Rge. Gálvez tampoco mira al espectador sino que mira hacia atrás  .. revisando las ultimas tropas

Todas ellas poseen sin excepción la elegancia y majestuosidad propia del estilo del artista, aunque sean simples porteadores.

Las diferentes actitudes están plasmadas con total naturalismo. .tanto individuales como por parejas..  y adquiere especial exotismo el hombre de color y los indios, nada habituales  que prácticamente debutan en las series de bocetos del  pintor.

Constituyen una extraordinaria serie de bocetos para lo que será sin duda, un cuadro que hará Historia, aunque esta vez irá a contarla allende los mares, donde tanta presencia tuvimos . La América Hispánica, un capítulo glorioso en el que pronto Augusto Ferrer- Dalmau tendrá mucho que contar con sus pinceles, y con suerte ,los lectores del blog, serán los primeros en saberlo.

Compartir

ABC.es

El pintor de batallas © DIARIO ABC, S.L. 2018

Augusto Ferrer-Dalmau Nieto (Barcelona, 1964). Académico de Bellas Artes y fundador de la corriente artística "Histórica Militar". Conocido como el Pintor de Batallas, es un artista español de estilo realista que retrata aspectos y épocas de las Fuerzas Armadas con gran naturalismo y atención al detalle.Más sobre «El pintor de batallas»

Categorías
Etiquetas
Twitter