Sócrates y los grupos de Whatsapp de la clase

Publicado por el dic 30, 2015

Compartir

Como sabes, la relación familia-escuela es uno de los temas que más me preocupan (y ocupan) de la educación actual. Considero de urgente necesidad que de una vez por todas podamos establecer una auténtica alianza educativa. Por este motivo escribí mi libro “Familia y Escuela. Escuela y Familia” y puse en marcha mi proyecto de Educar con talento.

Una de las cuestiones que más preocupan a los padres y las madres es el de los famosos grupos de Whatsapp de la clase porque en muchas ocasiones en lugar de aprovechar esta fantástica herramienta acabamos haciendo un mal uso de la misma y estos grupos se convierten en un espacio para el cotilleo, la crítica, el desencuentro con el profesorado, etc. Hablé de ello en Whatsapp de los padres y las madres: ¿oportunidad o peligro?

Hoy quiero ir un poco más allá y ofrecerte 3 FILTROS que te van a ser de mucha utilidad a la hora de hacer uso del Whastapp de la clase y quieras publicar alguna cosa. Lo voy a hacer a través de un sencillo relato atribuido a Sócrates que te hará reflexionar. Es el siguiente:

En la antigua Grecia, Sócrates fue famoso por su sabiduría y por el gran respeto que profesaba a todos.

Un día un conocido se encontró con el gran filósofo y le dijo:

¿Sabes lo que escuché acerca de tu amigo?

Espera un minuto -replicó Sócrates-. Antes de decirme nada quisiera que pasaras un pequeño examen.

Yo lo llamo el examen del triple filtro.

¿Triple filtro?

Correcto -continuó Sócrates-. Antes de que me hables sobre mi amigo, puede ser una buena idea filtrar tres veces lo que vas a decir, es por eso que lo llamo el examen del triple filtro.

El primer filtro es la verdad

¿Estás absolutamente seguro de que lo que vas a decirme es cierto?

No -dijo el hombre-, realmente solo escuché sobre eso y…

Está bien -dijo Sócrates-. Entonces realmente no sabes si es cierto o no.

El segundo filtro, el filtro de la bondad

¿Es algo bueno lo que vas a decirme de mi amigo?

No, por el contrario…

Entonces, deseas decirme algo malo sobre él, pero no estás seguro de que sea cierto.

El tercer filtro de la utilidad

¿Me servirá de algo saber lo que vas a decirme de mi amigo?

No, la verdad es que no.

Bien -concluyó Sócrates-, si lo que deseas decirme no es cierto, ni bueno, e incluso no es útil ¿para qué querría saberlo?

Como ves, antes de publicar cualquier cosa en el grupo deberías pasarlo por estos 3 filtros:

  • LA VERDAD
  • LA BONDAD
  • LA NECESIDAD DE DECIRLO

Si aquello que vas a publicar no es verdadero, ni bueno ni necesario no te molestes en publicarlo. En mi entrada anterior  puedes encontrar 9 consejos para hacer un buen uso del Whatsapp de la clase.

Espero que te haya sido de utilidad y te animo a que lo compartas (por ejemplo, por el Whatsapp de la clase). Seguro que a más de uno le vienen bien estos consejos…

Compartir

ABC.es

Escuela de padres con talento © DIARIO ABC, S.L. 2015

Este blog es un espacio de reflexión desde el que pretendo promover un cambio necesario para la educación del siglo XXI. En él abordaremos temas como la relación familia-escuela, Más sobre «Escuela de padres con talento»

Categorías