ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Tiro al blanco por Tomás González-Martín

Mari Carmen Izquierdo, amazona en un mundo de hombres, sufridora de la vida

Se nos va la pionera del periodismo femenino en el deporte, la mujer que abrió la puerta a Mónica Marchante y Susana Guasch

Mari Carmen Izquierdo, amazona en un mundo de hombres, sufridora de la vida
VALLADOLID,02-07-04,FOTO CESAR MINGUELA,MIEMBROS DEL JURADO DEL PREMIO INTERNACIONAL FUNDACION CRISTOBAL GABARRON DE DEPORTE, MARIA DEL CARMEN IZQUIERDO VERGARA (PRESIDENTA DEL JURADO)...................................ARCHDC
Tomás González-Martín el

Triunfó en un mundo tan machista como el del fútbol. Y sufrió mucho en su vida. Seria, con personalidad, sin permitir que la miraran como un físico femenino. Impuso respeto en unos años, los setenta, donde no lo había para las mujeres que se introducían en un orbe de hombres. Se ha ido una amiga, antes que compañera. Las aventuras que compartimos con Mari Carmen Izquierdo por esos campos de fútbol de Dios alimentan un libro para la risa y el llanto.

Inolvidable cuando me contó cómo fichó por Televisión Española. Estaba en el diario «As» y recibió la oferta. Como en todos los ámbitos hubo quien, envidioso, le dijo que no se fuera a la tele, que no triunfaría. Pero el irrepetible Manuel Sarmiento Birba, subdirector de «As», la aconsejó con la perfección que definía cada decisión que tomaba el gran cronista del Real Madrid durante lustros: «Vete a la tele, Mari Carmen, es una oportunidad única». Y lo fue. Fue «la pionera».

Mari Carmen se convirtió en la primera gran mujer de la prensa deportiva española. La primera imagen femenina del fútbol en un país muy machista. Al principio escuchó las burlas sobre el físico de una mujer en la tele que hablaba de los jugadores. Pronto se ganó el respeto. Fue la primera mujer del fútbol en una nación que solo tenía una tele. Cubrió Mundiales, Juegos Olímpicos y cientos de partidos por toda España. Mari Carmen sufrió muchos avatares personales en su vida. Todo su éxito como periodista se transformó en decepciones en su deambular privado en aquellos tiempos. Pagó precios íntimos muy caros.

Nunca olvidaré su entereza de mujer, su orgullo, su dureza, cuando acudió a cubrir con TVE el partido Burgos-Real Madrid, con Luis de Carlos como presidente blanco, pocas horas después de soportar que su marido fuera detenido por asuntos de droga. Estábamos a su lado. No le preguntamos cómo estaba. Lo sabíamos. No dio una muestra de debilidad, ni una mirada en busca de compasión. Ella trabajó codo a codo con nosotros entrevistando a futbolistas y entrenadores y cuando acabó su labor se marchó del campo a nuestra vera. Todo se decía sin hablar.

En los últimos tiempos se dedicó al Plan ADO. No le gustaba el cariz que había tomado la televisión, que elegía mujeres por ser guapas, no por ser buenas profesionales. «Si son guapas, perfecto, pero que no las elijan por eso», decía. Herederas suyas son Mónica Marchante y Susana Guasch, que hacen un buen trabajo y son valoradas por ello.

Mónica y Susana han cogido el testigo que ella abrió, sola contra el mundo. Aquellos buenos hombres, Sarmiento Birba y los fotógrafos históricos Agustín Vega y Macario la ayudaron en su decisión. Me alegro de haber vivido junto a ella aquel camino tan duro para una mujer. Y hablarlo con Mónica y Susana.Dialogué con Mari Carmen largo y tendido hace unos años en un viaje de la selección española. En el teatro romano de Mérida debatimos de las secuencias vividas durante décadas. Había sufrido mucho en su vida. Descansa en paz, luchadora. Mujer.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes