ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Salsa de chiles por Carlos Maribona

Tiempo de setas

Carlos Maribona el

Esta semana tengo un poco abandonado este blog, pero la verdad es que estoy algo decepcionado porque sólo temas polémicos (más que polémicos incluso) como el del tabaco en los restaurantes, suscitan un cierto debate entre los lectores. Dicen que esto de los blog es una intercomunicación pero en realidad tengo la misma sensación que cuando preparo mi crítica semanal de restaurantes para la Guía de Madrid. Yo escribo y algunos me leen. Incluso alguno que otro me hace caso.


Por si acaso seguimos en la brecha. Y puesto que las primeras lluvias otoñales (que ojalá sean todo lo abundantes que deseamos) nos han traído las primeras setas, es buen momento para disfrutar de ellas. Estos días he tomado en Madrid algunas excelentes, simplemente salteadas, en El Almirez (Maldonado, 5) y en la que probablemente es la mejor dirección capitalina para comerlas, la modesta taberna El Imperio (Galileo, 51), donde siempre hay una variedad apabullante. También anoche pude probar el menú monográfico de setas que prepara Joaquín Felipe en el Europa Decó del hotel Urban: Migas de amanitas cesáreas con yema trufada; boletos edulis con ijar de atún y queso manchego; escabeche de níscalos con patata y tomate; risotto de setas de otoño; rebozuelos guisados con rabo de vacuno, y, de postre natillas de trompetas negras. Menú muy original en el que cada plato se sirve con una copa de vino distinto: excelentes sobre todo el Lostau Solera Reserva Palo Cortado que acompañó a las amanitas; el Petit Cheval 1997 de Saint Emilion (Burdeos) que bebimos con el soberbio rabo de toro, y el tokay Disznoko 1998 que iba con el postre.


Si quieren comprarlas, la mejor dirección, además de la renombrada y bastante cara frutería Vázquez (Ayala, 11) es Gold Gourmet (José Ortega y Gasset, 85), una tienda llena de sorpresas para los buenos gastrónomos.


Por cierto, nos están invadiendo las setas procedentes de países como Bielorrusia, Polonia, Bosnia o Rumanía. Se parecen físicamente, pero ni su aroma, ni sobre todo su sabor tienen nada que ver con las nuestras. Que no les den gato por seta.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes