ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El bochinche venezolano por Ludmila Vinogradoff

La “guarimba” de los chavistas

Ludmila Vinogradoff el

En Venezuela las barricadas se denominan “guarimbas” y los que practican este método de protesta se llaman “guarimberos”, que no importa de qué color se pinten, bien sea de opositores o de chavistas, encapuchados o no, con la gorra tricolor o roja, el régimen militarista de Nicolás Maduro igualmente los persigue, los bombardea con bombas lacrimógenas y los aplasta con sus tanquetas como si fueran unos insectos.

Lo común de los “guarimberos”, que se han constituido como grupos radicales tanto de izquierda como de derecha, es que protestan violentamente contra Maduro y a pesar de que el gobierno ha logrado desmovilizar las manifestaciones pacíficas que nacieron el pasado 12 de febrero, las guarimbas todavía mantienen la chispa o el fuego vivo del descontento social.

Es así como el pasado 3 de junio en Barquisimeto, capital del estado Lara, un grupo de jóvenes encapuchados chavistas, que se declara abiertamente NO MADURISTA, se enfrentó a los tiros y las bombas de la Guardia Nacional Bolivariana mientras en Caracas el jefe del partido Voluntad Popular,  Leopoldo López, acudía al Palacio de Justicia para ser enjuiciado y vuelto a prisión.

La batalla campal que protagonizaron en este vídeo  los guarimberos chavistas contra los uniformados de la GNB la grabó el diario regional El Impulso y es un ejemplo de los enfrentamientos que  han escenificado los estudiantes de la oposición  desde el pasado 12 de febrero para protestar contra la inseguridad, la escasez de alimentos y productos básicos, la represión y la detención de los manifestantes contra las fuerzas de seguridad.

<iframe width=”420″ height=”315″ src=”//www.youtube.com/embed/EWTDaPUj61s” frameborder=”0″ allowfullscreen></iframe>

El origen de las guarimbas, tal vez utilizado por los indígenas precolombinos,  viene de un juego de niños como jugar a las escondidas y el sitio preferido para esconderse era en una guarimba. Cada niño se escondía en su guarimba,  una especie de refugio donde no podía ser tocado por el contrario. De ahí que los venezolanos cuando llegan a ser mayores se inspiran  en este juego inventado por los indígenas  para montar las barricadas.

Por eso,  a los guarimberos venezolanos no hay que confundirlos con los “guarimpeiros” brasileños, mejor conocidos como los mineros depredadores del Amazonas que son una plaga buscando “pepitas” de oro o cualquier piedra que brille en la selva.

política

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes