EL FUTURO EN ESPAÑOL

OldDesignShop_PletschDayDreams

Los idiomas que se hablan en España desde hace siglos forman parte del acervo cultural de todos. Gallego, euskera, catalán y español son bienes culturales de incalculable valor que debemos preservar, proteger, potenciar y cuidar. De ahí a instrumentalizarlos políticamente, como hacen algunos nacionalistas, hasta el punto de atacar la raíz de la democracia que es la libertad, hay un trecho al que debemos oponernos, además de enfrentarnos a la saludable y luminosa realidad de la lengua española. Allá los nacionalistas con su ceguera. Nuestro idioma tiene más de 450 millones de hablantes nativos. Solo un país como México cuenta con más de 120 millones de ciudadanos. En la primera potencia del mundo, en los EEUU, 70 millones de personas lo hablan. China, Brasil y Rusia han decidido que el español sea una de las lenguas de estudio obligatorio. Mientras, los nacionalistas se cuecen en su propia sangre, como Compromís, al exigir a los nuevos guardias municipales conocer el valenciano. Allá ellos. La realidad del español es cada año mejor. Imposible poner puertas al campo.