ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Quedamos en Zoco por María José Muñoz

Amores que matan

Amores que matan
María José Muñoz el

Desde hace un tiempo, de las rejas de un pozo de una plaza toledana cuelgan candados. Parejas de enamorados han ido colocándolos en este lugar como pequeño homenaje a los protagonistas de una triste historia de amor que hace siglos se convirtió en la leyenda del Pozo Amargo. De momento, el Ayuntamiento de Toledo los ha respetado, como a esos otros que se reparten a lo largo del puente que cruza el río Tajo hacia La Peraleda. “Eh, princesa, no te separes de mí”, le escribió J. a S. aquella tarde en el candado hoy oxidado, dejando sobre el puente el testimonio de su joven amor encadenado a la enorme estructura férrea que levanta sus alas hacia el cielo, de ida y de vuelta, según te alejes o te acerques a la ciudad.

Todas las noches, la judía Raquel acude al brocal del pozo sin reparar en esos candados que penden sobre su cabeza cuando se inclina a mirar las negras aguas allá en lo profundo. Unas aguas amargas a fuerza de lágrimas por la muerte cruel de su amado Fernando, asesinado una noche sin luna cuando acudía a encontrarse con ella, una vez más. Amores que matan. “Mira, han puesto otros dos más”, le dice un operario de la limpieza al compañero, que espera en el camión de la basura y que cree oír, en la oscura noche sin luna, el sonido de algo chocando contra el agua, profunda, del pozo.

Cada cierto tiempo en la historia de la literatura se utiliza el amor para hacer caja. Que se lo digan si no al italiano Federico Moccia, con su novela para adolescentes Tengo ganas de ti, y cuyos protagonistas estrenaron una moda, la del candado, que luego se extendió por puentes de media Europa y se hizo viral en internet, donde hay hasta candados virtuales. Locura de amor.

Qué cerca anda siempre la muerte de los amores desgraciados, imposibles, como el de otro best-seller, Love Story, novela romántica de 1970 escrita por el estadounidense Erich Segal y cuyo guión compró la Paramount Pictures para una exitosa película donde la protagonista muere de leucemia tras una conmovedora historia de amor. La novela fue lanzada el 14 de febrero, San Valentín, un gran día para los negocios.

Dentro de cien años Raquel volverá, una noche más, al pozo, para llorar la muerte de su amado. Habrán pasado candados, libros, habrán surgido otros modos, otras liturgias para el amor, para ese fascinante estado del cuerpo y del alma en cualquier tiempo y lugar; ese estado de gracia que nunca toca el suelo para no estrellarse contra la gris realidad. Quizás los amores imposibles sean los únicos posibles.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes