ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Toca españar por Manuel Erice

Perdón por la LOGSE

Perdón por la LOGSE
Manuel Erice el

Si convenimos que la educación es el principal factor para garantizar el progreso y el desarrollo de una sociedad, el último informe de evaluación del nivel de los españoles entre 18 y 65 años, el denominado “PISA para adultos”, no puede ser más demoledor para nuestro país. En el conjunto de Occidente, España está a la cola en conocimiento de matemáticas y es penúltimo en comprensión lectora. Como si de la segunda parte de la radiografía completa de la educación española se tratara (la primera fue el informe PISA sobre nuestros estudiantes), la OCDE viene a condenarnos a uno de nuestros peores lugares en décadas, un verdadero paso atrás para el que la incapacidad de buena parte de los políticos, el menguante nivel profesional del profesorado y el consentimiento de los padres habrían puesto mucho de su parte.

En particular, en el ” informe PISA para adultos” es muy significativa la enésima llamada de atención sobre el perjuicio de la LOGSE socialista, de mediados de los 80, la única ley que realmente ha llegado a aprobarse y aplicarse plenamente en democracia (frente a lo que suele creerse, ya que la reforma del Gobierno Aznar no llegó a ser efectiva), que ha constituido un verdadero freno a la mejora que había experimentado el nivel educativo de los españoles en la segunda mitad del siglo XIX (Ley Moyano) y durante gran parte del XX (Ley Moyano y Ley General de Educación). Si la reforma emprendida por el PSOE tuvo algunas virtudes como consumar la obligatoriedad y gratuidad de la educación y su extensión a todas las capas sociales, la cultura de una mínima exigencia al alumnado y de una excesiva comprensión con las cómodas quejas de los padres que implantó la nueva norma ha sido determinante en este retroceso. Para hacernos una idea de la ineficiencia del sistema, basta significar el contraste de estos años, en los que España ha alcanzado, a un tiempo, su mayor inversión en educación y su nivel educativo más pobre, y no sólo (que también) en índice de fracaso escolar. Siendo un ejemplo muy concreto, las ya conocidas y frecuentes presiones al profesorado para hacer “manga ancha” y permitir el pase de curso a alumnos con cuatro y cinco asignaturas (frente a lo que dice la ley) constituyen un gráfico ejemplo de que algo no funciona.

Comparto la idea de que los dos grandes partidos deberían buscar un gran acuerdo educativo para sirviera para una o dos décadas, pero, de momento, se abre paso la llamada LOMCE, primera ley aprobada por el Partido Popular, del que a partir del próximo curso empezaremos a ver sus efectos. Mientras vemos si funciona o no, convendría escuchar alguna voz socialista que pidiera perdón por el desaguisado de la LOGSE. Sí, ya sé que es mucho pedir…

 

 

Otros temas

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes