ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Entre barreras por Ángel González Abad

El grito de rebeldía de un torero vasco

Ángel González Abad el

 

Iván Fandiño lanzó el pasado domingo un grito contra el sistema, y lo hizo con capote, muleta, espada y salida a hombros. Lo dio en Valencia, en plenas Fallas. Primer aldabonazo del año para un diestro que tras dar muestras sobradas de todo su potencial, el sistema lo arrincona. La temporada pasada, junto a David Mora, dio pasos de gigante. Los dos demostraron que podían alcanzar un lugar de privilegio en el actual escalafón de matadores tan necesitado de verdaderas novedades.

Y a los dos los estrellaron en la madrileña Feria de Otoño en un mano a mano con toros ya de entrada imposibles, y los dos se sobrepusieron a aquel infierno anunciado. Y comienza la temporada 2012 y ni un sitio de categoría especial, los dos en collera como si se tuvieran que dar con un canto en los dientes por recoger las migajas de las grandes ferias. Es como si en este invierno de G-10 y derechos de imagen, de guerra entre figuras y empresarios, el entramado taurino sólo se hubiera puesto de acuerdo en arrinconar a Fandiño y a Mora. Y ahí están, anunciados en un mano a mano detrás de otro. Es su pago por entrar en Sevilla, por volver a Madrid. Y gracias. Nada de compartir con los nombres de ese G-10 de intereses cerrados

Es como si en el tenis se sacaran del circuito a los que pudieran molestar a Nadal o a Federer; es como si a los equipos de segunda les prohibieran subir a primera.

Claro que con aldabonazos como el que acaba de dar el torero vasco de Orduña en las Fallas, el sistema tendrá que doblar, aunque antes le hayan mandado a ese purgatorio de carteles escondidos junto a la otra gran novedad para los aficionados, David Mora.

 

Toros
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes