LA APUESTA DEL TURISMO

tenerife
Podría lamentar con ustedes la benevolencia que la Justicia demuestra tener con el clan Pujol. O tratar de interpretar la parte estética de la renuncia sorpresiva -aunque ya conocida, por paradójico que parezca- de Federico Trillo. Una y otra cuestión me sitúan en la parte de la España tediosa. Por eso prefiero hablarles de algo tan positivo como el récord de visitantes, que nos confirma como la potencia turística que más creció en el ejercicio pasado. El turismo es nuestro petróleo, y aunque ahora se distinguen muchas modalidades -cultural, compras, sanitario, deportivo…-, lo cierto es que nuestros principales argumentos siguen siendo el sol, la playa y la seguridad. En eso seguiremos siendo imbatibles, aunque en ocasiones perdemos de vista la importancia de la riqueza que generan nuestras costas. Si el periodismo es siempre una apuesta o una jerarquización de la actualidad, permítanme que en el libre ejercicio de esta profesión arriesgue mi criterio a favor del lado más luminoso de la actualidad.