ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs La riqueza de las regiones por aecr.org

Impacto de la Costa sobre la Actividad Económica en Europa

aecr.org el

Por Manuel Fernández Mouriño, Economista

Cuando observamos la distribución de la actividad económica en Estados Unidos, es fácil comprobar que las costas (Costa Este, Costa Oeste y los Grandes Lagos), concentran la mayor parte de la actividad económica del país. Los entornos costeros, ofrecen una serie de atractivos intrínsecos, entre los que se encuentra la facilidad de dar salida y entrada a las mercancías, la existencia de un clima más suave durante todo el año, o especiales enclaves paisajísticos. La costa atrae tanto industria y población en una relación que se retroalimenta virtuosamente.

Sin embargo, cuando teniendo en cuenta estas características de partida, hacemos análisis del caso europeo, encontramos importantes diferencias con respecto al mencionado caso estadounidense. La menor distancia entre las regiones de interior y las costas, la existencia de un mayor número de ríos navegables, la temprana y más homogénea expansión industrial, la tradicional división Norte-Sur, y la propia situación geopolítica, más complicada en Europa, podrían dar lugar a una situación en la que la atracción de la actividad económica por las costas, se encontrara atenuada.

Conscientes de la posibilidad de obtener un resultado significativamente distinto al estadounidense, en el marco de un trabajo académico en la Universidad de Oviedo hemos realizado un análisis empírico, basado en la comparación de grupos de regiones, dos a dos, a través del contraste de Mann-Whitney-Wilcoxon. En el análisis, se utiliza la base de datos de Cambridge Econometrics, que incluye información sobre población y renta de las regiones europeas, para el período comprendido entre los años 2000 y 2012. Consideramos a su vez necesario no comparar únicamente las regiones costeras con las regiones de interior, debido a la importante divergencia existente entre el conjunto de las regiones costeras. Por ello optamos por reagrupar las regiones costeras en regiones atlánticas y mediterráneas.

Entre los resultados obtenidos, cabe destacar que en todos los períodos analizados, las regiones de interior experimentan una mayor tasa anual media de crecimiento de la renta per cápita, con respecto a las regiones costeras. Sin embargo, cuando replicamos el estudio teniendo en cuenta los dos tipos de regiones costeras planteados, nos encontramos con que las regiones costeras atlánticas, presentan un comportamiento económico mucho más similar al de las regiones de interior, llegando incluso a en términos estadísticos, no rechazar su igualdad en el período 2000-2008. Finalmente, las regiones costeras mediterráneas, son las que presentan en el conjunto del período analizado, los peores resultados económicos, con una tasa anual media de crecimiento de la renta per cápita negativa en el período 2000-2012 (-0,10%). La divergencia con respecto al resto de regiones es significativa en todos los subperíodos analizados.

De esta manera, en términos generales, concluimos que las regiones costeras y las regiones de interior, siguen patrones económicos diferentes. Sin embargo, y al contrario de lo que ocurre en Estados Unidos, las regiones de interior son las regiones que a lo largo del período analizado, presentan mayores tasas anuales medias de crecimiento de la renta per cápita en Europa.

“La riqueza de las regiones” constituye un instrumento de comunicación e intercambio de ideas promovido por Asociación Española de Ciencia Regional (AECR). Para más información sobre la actividad de AECR visite su Página Web o síganos en FacebookLinkedin y/o Twitter.

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes