ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Toca españar por Manuel Erice

25-S, 25-A o la democracia que a mí me interesa

Manuel Erice el

Jaleado debidamente por algunos medios digitales, leo que la Plataforma ¡En pie!, una de las organizaciones que llamaron a rodear el Congreso de los Diputados el pasado 25 de septiembre, convoca una nueva concentración para el 25 de abril. Ahora reclaman “asediar” la sede de la Carrera de San Jerónimo “hasta forzar la dimisión del Gobierno, la disolución de las Cortes y la Jefatura del Estado y el inicio de un proceso de transición hacia un nuevo modelo de organización política, económica y social, liderado por el pueblo”. Además, acentúan que la convocatoria se realiza para ese día por ser el aniversario de la Revolución de los Claveles en Portugal, que supuso la caída de la dictadura de Salazar en el país vecino. Para ello, ya dicen disponer del apoyo de la Coordinadora 25-S, la otra plataforma que impulsó y celebró aquel día de protesta.

 

En uno de los párrafos de su proclama, la Plataforma ¡En pie! reconoce abiertamente que intentará derribar el poder democrático por la fuerza, o sea con violencia, si no lo impiden las Fuerzas de Seguridad, como harán seguro, no me cabe duda. Además de condicionar el hecho de que ese día haya o no sesión plenaria, precisamente por su intención de cometer la ilegalidad de manifestarse frente al Congreso cuando se esté celebrando (como dice el artículo 494 del Código Penal; otra cosa es que el mismo vallado protector aleje a los manifestantes de la zona), se proponen subvertir el orden constitucional, el mismo que los españoles nos dimos por mayoría abrumadora en 1978. De la misma forma, apelan al “pueblo”, al mismo que eligió libremente a sus representantes en noviembre de 2012 (la última vez), para llevar a cabo dicho cambio. Aunque representan a una minoría, por muy ruidosa que sea, no deja de ser preocupante un desprecio tan rotundo de la voluntad mayoritaria del pueblo español, que, incluso aunque hoy pudiera modificar sustancialmente el juego de fuerzas representadas en el Parlamento (como las encuestas apuntan), en ningún caso se muestra favorable a “un nuevo modelo de organización…”.

Pero el colmo es que los convocantes se agarren a la fecha del 25 de abril, aniversario de Revolución de los Claveles (1974), que fue sin duda uno de los anticipos del fin de la dictadura en España (con la muerte de Franco en 1975), para la cita. Como España sufriera la falta de libertades de una dictadura, como si no pudieran expresarse en la calle con libertad (como lo van a hacer) siempre que respeten al vecino.

En una democracia, cuando alguien no está satisfecho con las leyes (incluso con el régimen que las protege y avala) y quiere cambiarlas, lo tiene muy fácil: se convierte en partido, coalición o cualquier fórmula de organización electoral, y se presenta a las elecciones. Si logra la mayoría, puede cambiar lo que no le gusta; si no, hasta la próxima. Lo demás está mucho más cerca de los salvadores de la patria que (esos sí) asaltaron por la fuerza el Congreso el 23 de febrero de 1981.

Política

Tags

Manuel Erice el

Entradas más recientes