ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs El blog de Federico Ysart por Federico Ysart

Más allá del castaño oscuro

Federico Ysart el

Este país, que debería estar haciendo sus mejores esfuerzos para salir del agujero, parece a merced de las deposiciones de un conjunto de sinvergüenzas de variado pelo y procedencias múltiples. El año recién abierto tiene forma de pesadilla. No hay una institución libre de sospecha. Los malhechores campan a sus anchas sembrando de mierda la vida nacional. La maledicencia es su arma de defensa favorita. Se fabulan hechos hasta donde haya que llegar para tratar de torcer el brazo judicial. Y si no, aquí no se salva nadie; en plan Sansón en el templo filisteo.

Hoy aquí y mañana allí, cada día trae su escándalo. Malversaciones, clientelismo, robos, violencia, espionaje ¿dónde comienza la seguridad jurídica de los ciudadanos honrados? ¿Alguien se ocupa de ella?

Parece que no. Durante años esto ha sido jauja, y para algunos parece seguir siéndolo. Los sorprendidos con las manos sucias de cuanto amasaron aprovechan cualquier resquicio para evitar los focos. Como las cucarachas. Financieras de conveniencia que hasta ahora utilizaban narcos, terroristas y la mafia se vieron inundadas por los millones que gentes presuntamente honorables sacaron nadie sabe de dónde. Por ahora. No se trata de presuntos malhechores, son sencillamente malhechores retranqueados en el tempo que la Justicia imprime a sus cosas. Y también en la esperanza de que otro escándalo llegará que el nuestro tapará.

Viendo lo que se está viendo se comprende que hasta el pobre imbécil que robó y mantuvo en un garaje santiaguino el códice Calixtino salga a estas alturas a la palestra denunciando nada menos que escándalos sexuales en la catedral. El acabose.

Y por si faltaba poco, Cataluña paralizada por esa agencia que durante años ha espiado a todo el mundo, y dicen que para casi todo el mundo. Detenidos sus jefes, epígonos de los inolvidables Mortadelo y Filemón, comenzará a salir lo que los huele braguetas suelen acumular en sus archivos. Eso sí, posibles víctimas, siempre Durán, se han apresurado a denunciar una ataque a Cataluña y su independencia.

¿Qué hace falta para que los partidos presuntamente nacionales pongan coto a esta situación? Porque esto ya pasa de castaño oscuro.

La solución, mañana.

Política
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes