ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Art View por Giuseppe Tringali

Alberto Durero, el artista más famoso del Renacimiento alemán

En esta entrada de Art View, hablo con Raquel Sáez, consultora de arte y experta en conservación, promoción y divulgación

Alberto Durero, el artista más famoso del Renacimiento alemán
Giuseppe Tringali el

Hoy volvemos al Museo del Prado para hablar del Renacimiento alemán con Raquel Sáez, consultora de arte, y, más precisamente, de la trayectoria de Alberto Durero. Sobre el artista, ella nos cuenta:

Nació en 1471 en Núremberg, una de las ciudades más grandes y de mayor poder del Sacro Imperio Romano Germánico, centro del humanismo y renacimiento alemán. Y fue el mayor representante de la pintura renacentista en el Norte de Europa. Será el prototipo de hombre humanista pintor, grabador y  un gran teórico del arte.

En 1484, cuando tenía 13 años, realizó su primer dibujo. Al menos, el más antiguo de los que conservamos. La obra se encuentra en el Museo Albertina, Viena. En su parte superior derecha escribe “Me dibujé a sí mismo desde un espejo en el año 1484, cuando era un niño”. Es uno de los primeros autorretratos en el arte europeo.
De joven, Durero viaja por Europa. Irá a Basilea y llegará hasta Strasburgo donde vivirá durante un año. Allí, en 1494, hará su primer retrato conocido, Mein Agnes (Mi Agnes), actualmente en el Museo Albertina, Viena. Poco después, emprende su primer viaje a Venecia (1494-1495) donde conocerá a la familia Bellini, padres de la escuela veneciana.  Durante este viaje, el artista realiza algunas de sus famosas acuarelas de paisaje.

Durero llega al más alto grado posible de sofisticación en la Alemania de su época. Es más un gentiluomo que un artesano. reclama su posición como artista, una forma de elevar y situar la pintura entre las artes liberales.

Durero retrata en un dibujo a Erasmo de Roterdam durante su viaje a Países Bajos (1520-21). Hoy el retrato se encuentra en la Universidad Complutense de Madrid. Pocos después Erasmo pide a Pirckheimer que le convenza para que grabara su retrato. Erasmo de Roterdam le definía como el Apeles de la época. Al fondo encontramos escrito “Una mejor imagen darán sus escritos”. Sin duda, estas palabras demuestran la admiración del artista.

Sus obras maestras son su Autorretrato hecho en 1500 y que hoy está en la Alta Pinakotec: Mano y ojo son los símbolos de su profesión, la pintura, y al representarse él mismo como figura sagrada se equipara a un Ecce Homo. Y Adán y Eva, actualmente en el Museo del Prado. Es el estudio por alcanzar la perfección ideal del cuerpo humano, el asunto bíblico es un simple pretexto. Durero demuestra un conocimiento del desnudo clásico.

Sin duda, Alberto Durero fue el más importante artista europeo de su tiempo fuera de Italia, y con el único parangonable, por sus preocupaciones y actividades, con Leo­nardo da Vinci. Durero escribió cuatro libros acerca de la proporción humana (1528), Instrucciones sobre la manera de medir con el compás y la es­cuadra en las líneas, los planos y los cuerpos sólidos(1525) o La teoría de la fortificación de las ciudades, los castillos y los burgos (1528). 

 

Otros temas
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes