ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de C√°dizABC
Blogs Alejandra de Argos por Elena Cué

Entrevista a Francesco Clemente

Entrevista a Francesco Clemente
Elena Cué el

Autor: Elena Cué

 

 

 

Francesco Clemente. Foto: Elena Cué

 

Lanzado a la fama a comienzos de la d√©cada de 1980 por la transvanguardia italiana, la obra de Francesco Clemente (Napoles,1952) ha transcurrido en un estilo indeterminado, enigm√°tico, en una continua transformaci√≥n y fluir. El punto de inflexi√≥n que condicion√≥ toda su trayectoria fue su inici√°tico viaje a la India durante la d√©cada de los 70, donde encontr√≥ la reconciliaci√≥n espiritual. Clemente tuvo la sabia intuici√≥n de instalarse en Nueva York, donde ha desarrollado el n√ļcleo de su obra. Gran parte de la producci√≥n pict√≥rica de Clemente es figurativa, a trav√©s de retratos, cuya atmosfera fantasmal nos revela una visi√≥n de naturaleza transcendental. Esta mezcla de ra√≠ces culturales, donde Oriente y Occidente se encuentran es lo que le da su toque m√°s personal.  

Desde su estudio en Nueva York abordamos su vida y su obra.

 

E.C.: Me gustar√≠a empezar pregunt√°ndole por su juventud. ¬ŅCu√°l fue su experiencia en Italia, teniendo en cuenta la agitaci√≥n pol√≠tica al comienzo de su trayectoria art√≠stica, con el terrorismo de las Brigadas Rojas, el conflicto social‚Ķ?

Francesco Clemente: Si se refiere usted a la d√©cada de 1960, estamos hablando de mi adolescencia, y lo que me viene a la mente es el aburrimiento. Soy muy afortunado, porque viv√≠ una √©poca en la que uno pod√≠a aburrirse inmensamente. Pienso que sin el aburrimiento uno no puede sacar ideas nuevas de la cabeza. De ah√≠ pasamos a los a√Īos setenta. S√≠, la m√≠a fue la √ļltima generaci√≥n marxista. Y la de 1970 fue tambi√©n la √ļltima d√©cada que produjo ideas, y algunas de esas ideas siguen siendo valiosas para m√≠. Soy un gran admirador del libro de Debord, La sociedad del espect√°culo. Hay aqu√≠ en el estudio una bandera que muestra una cita del libro, un libro prof√©tico…

 

 

 

‚ÄúAlba,‚ÄĚ Francesco Clemente. foto: Guggenheim Bilbao

 

E.C.: Y en los a√Īos setenta viaj√≥ usted con Boetti a Afganist√°n y despu√©s a India‚Ķ

Francesco Clemente: Con Boetti viaj√© a zonas remotas de Afganist√°n. Llegamos al Pamir, el cruce de caminos entre Pakist√°n, China y Rusia. Est√° en la punta de Afganist√°n. Fue toda una osad√≠a, pero por aquel entonces pod√≠a hacerse.

E.C.: Y abri√≥ un estudio en Madr√°s. ¬ŅQu√© buscaba en India?

Francesco Clemente: Sent√≠a que la historia me hab√≠a llevado a un callej√≥n sin salida. No ve√≠a hacia d√≥nde ir. De modo que decid√≠ que mi trabajo se basar√≠a en la geograf√≠a, no en la historia. La primera vez que fui, no sab√≠a nada de India.

E.C.: ¬ŅQu√© le interes√≥ m√°s de la cultura hind√ļ: el aspecto m√°s sensual con su cromatismo, el aspecto corp√≥reo‚Ķ o prefiere el lado espiritual? 

Francesco Clemente: Ese es un dilema occidental: esp√≠ritu frente a cuerpo. Pero incluso en Occidente, en la tradici√≥n alquimista, dicen que deber√≠amos espiritualizar la materia y materializar el esp√≠ritu. De modo que buscaba la reconciliaci√≥n.

E.C.: Tambi√©n ha colaborado usted con artistas hind√ļes, y he visto aqu√≠, en su estudio, que sigue trabajando con ellos. ¬ŅQu√© le aporta el proceso de creaci√≥n conjunta?

Francesco Clemente: Bueno, creo que la descripci√≥n m√°s precisa de nuestra conciencia es la continuidad de la discontinuidad. De modo que con mi obra indico el hecho de que tenemos un yo fragmentado, y me interesan los vac√≠os que separan nuestros diferentes personajes. Muchas de estas ideas pueden hallarse en las tradiciones contempor√°neas de Oriente. Todas esas tradiciones hacen referencia a esto.

 

 

 

Estudio de Francisco Clemente en Nueva York. Foto: Elena Cué

 

E.C.: Usted fue una de las principales figuras del movimiento de transvanguardia en la d√©cada de 1980, cuando se defendi√≥ de nuevo la pintura como reacci√≥n contra la vanguardia inmaterial. ¬ŅC√≥mo recuerda usted este cambio?

Francesco Clemente: Pienso que esos a√Īos fueron una ventana de libertad y aventura, que no dur√≥ mucho. Hoy nos enfrentamos a un estilo internacional que es de alguna manera muy neutral y muy acad√©mico, si se quiere. Y de nuevo, tuve mucha suerte de estar en el lugar adecuado y en el momento adecuado.

E.C.: ¬ŅQu√© lo llev√≥ despu√©s a apartarse del movimiento?

Francesco Clemente: No era realmente un movimiento. Pienso, de hecho, que toda esa generaci√≥n de artistas carec√≠a de formaci√≥n te√≥rica adecuada y a nadie le importaba realmente. As√≠ que hab√≠a unas cuantas etiquetas, ya sabe, el neoexpresionismo, la transvanguardia‚Ķ pero todas ellas no eran m√°s que etiquetas. Se trataba m√°s de una sincron√≠a de varias personas en diferentes partes del mundo que volv√≠an a hacer arte basado en la vida, no en otro arte.

E.C.: Cuando mira las pinturas de aquella √©poca, la explosi√≥n de sentimientos y la expresi√≥n de deseo, sue√Īos y fantas√≠a, ¬Ņse reconoce a usted mismo?

Francesco Clemente: Estoy en una silla vac√≠a‚Ķ No tengo un yo que reconocer.

E.C.: ¬ŅQu√© me dice de su colaboraci√≥n con Basquiat y Warhol, dos de los artistas m√°s representativos de la escena neoyorquina en la d√©cada de 1980?

Francesco Clemente: Pienso que las razones de la obra son m√°s importantes que su apariencia, as√≠ que estoy muy orgulloso de haber hecho estas colaboraciones, porque muestran que las intenciones son m√°s fuertes que la apariencia. Me refiero a que, a simple vista, estas tres obras son muy diferentes entre s√≠, pero de alg√ļn modo est√°n unidas por todas las cosas que no nos gustaban, no por las que nos gustaban. Tengo gratos recuerdos porque personalmente me gustaban enormemente estos dos artistas. Me sent√≠a muy cerca de ambos. Los echo de menos a los dos. Podr√≠an seguir vivos‚Ķ sigue siendo su tiempo.

 

 

 

Andy Warhol, Jean-Michel Basquiat & Francesco Clemente photographed by Beth Phillips, 1984.

 

E.C.: ¬ŅCubre el arte todas sus necesidades espirituales? 

Francesco Clemente: No, rezo todos los d√≠as. El arte es una forma de dar, no una forma de recibir. Uno no recibe del arte, le da al arte. Pero tambi√©n es necesario dar.

E.C.: ¬ŅCu√°les han sido sus principales obsesiones?

Francesco Clemente: Mis obsesiones est√°n renov√°ndose constantemente. Me muevo de una obsesi√≥n a otra. Pero en mi campo, la obsesi√≥n no se considera un trastorno; se considera una necesidad.

E.C.: La mayor√≠a de sus retratos son impenetrables. ¬ŅDe qu√© hablan sus rostros?

Francesco Clemente: La vida eterna, tal vez.

E.C.: ¬ŅEs usted tambi√©n impenetrable?

Francesco Clemente: Me han dicho tres veces, tres personas diferentes, que les recuerdo al humo. ¬ŅEs impenetrable el humo? No lo s√©. Dif√≠cil de atrapar, sin duda.

E.C.: Ha habido muchos cambios en su trayectoria art√≠stica, as√≠ como en sus t√©cnicas. ¬ŅA qu√© se debe tanto movimiento, tanto cambio?

Francesco Clemente: Desde el principio mi intenci√≥n era no anclarme en una situaci√≥n determinada, o en un estilo determinado. Al mismo tiempo, esa es mi virtud, porque significa que todo lo que hago es nuevo, y mi debilidad, porque estoy constantemente empezando, lo que significa que nunca s√© qu√© estoy haciendo. Adem√°s, el objetivo de mi obra es recordarle al espectador la necesidad de ser fluido, de estar en un estado de transformaci√≥n constante.

 

 

 

‚ÄúScissors and Butterflies,‚ÄĚ Francesco Clemente. foto: Guggenheim Bilbao

 

E.C.: Sus cuadros son muy enigm√°ticos. ¬ŅQu√© significan para usted?

Francesco Clemente: Mis cuadros son enigm√°ticos, la vida es enigm√°tica. Todo es un enigma, todo es un misterio. Hay una hermosa cita en un cuadro de Chirico que dice en lat√≠n: Et quid amabo nisi quod aenigma est? (¬ŅY qu√© amar√©, sino el enigma?).

E.C.: ¬ŅDescubre algo sobre usted mismo durante el proceso de creaci√≥n de sus cuadros?

Francesco Clemente: La ventaja de hacer algo a mano es que nunca haces lo que tienes intenci√≥n de hacer, de modo que tienes que adaptarte a las circunstancias. En ese sentido, tienes que permanecer abierto todo el tiempo, y disgustado, lo cual es una buena lecci√≥n para la vida.

E.C.: ¬ŅReconoce en qu√© estado se encontraba usted en el momento de pintar?

Francesco Clemente: S√≠, mis cuadros van atados a los cambios de mi vida y van atados a una sensaci√≥n de sincron√≠a. Creo en la sincron√≠a. Mire, el ejemplo m√°s sencillo de sincron√≠a es pensar en alguien, volver una esquina y ver a esa persona. Estoy muy en contacto con ese tipo de resonancia y simetr√≠a en la vida, en el que las cosas ocurren por s√≠ solas, ocurren en grupos. Todas se chocan entre s√≠. Yo soy un oyente‚Ķ escucho la armon√≠a de la vida y la traduzco en mis cuadros.

 

 

 

‚ÄúIniziazione, La Stanza della Madre / Initiation, Mother‚Äôs Room,‚ÄĚ Francesco Clemente. foto: Guggenheim Bilbao

 

E.C.: ¬ŅNo es su pintura un baile fantasmal?

Francesco Clemente: S√≠, y definitivamente me siento todo el tiempo como un fantasma. No quer√≠a sentirme demasiado real.

E.C.: ¬ŅC√≥mo se relaciona usted, que ha nacido y se ha educado en Nueva York, que ha vivido una intensa experiencia en India y que ahora vive en Nueva York, con su identidad? ¬ŅQui√©n es usted, entre estas tres fuertes identidades? 

Francesco Clemente: El objetivo es no ser prisionero de ninguna de estas tres identidades. El espacio que realmente quiero habitar es el que existe entre todas estas identidades. Desde cada lugar, quiero recordar y anhelar el otro. No quiero pertenecer a ning√ļn lugar, en realidad.

E.C.: ¬ŅNecesita encontrar la inspiraci√≥n mientras viaja, o es algo que no busca? ¬ŅQuiz√° es como dijo Picasso, que la inspiraci√≥n tiene que encontrarlo a uno trabajando? 

Francesco Clemente: Una cosa lleva a la otra. El √ļnico obst√°culo de la vida somos nosotros mismos. Si nos eliminamos a nosotros mismos de la imagen, no hay nada que podamos hacer.

 

 

 

 

 

– Entrevista a Francesco Clemente –                                           – P√°gina principal: Alejandra de Argos –

Otros temas

Elena Cué el

Entradas m√°s recientes