ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de C√°dizABC
Blogs Weblog Magazine por Antonio Cambronero

Las 5 grandes mentiras sobre las redes sociales

Antonio Cambronero el

Fuente de la imagen: Luipermom

No es cierto que con Internet no se pueda fijar la atenci√≥n, se tenga menos tiempo para pensar y el estar informado sea tan solo una sensaci√≥n. No solo es falsa esa forma de ver la Red, y c√≥mo afecta a la educaci√≥n y a la cultura de la gente, sino que, muy al contrario, los blogs primero (hace ya m√°s de 10 a√Īos) y las redes sociales en la actualidad, proporcionan el entorno ideal para hacer progresar a la humanidad. Me molesta (y me aburre) la insistencia, en los medios de comunicaci√≥n tradicionales, por demonizar Internet. Y para contrarrestarlo un poco en este post de Weblog Magazine vamos a ver las grandes cinco mentiras sobre las redes sociales.

1. Las redes sociales no son reales. Es uno de los mitos m√°s extendidos en la sociedad. Sin embargo, el mundo virtual de las redes sociales es tan real como el no-virtual. No es f√≠sico pero cualquier acci√≥n en una red social tiene implicaciones en el mundo f√≠sico. Realmente, Internet no es otro planeta. Lo explica perfectamente José Luis Orihuela, tan clarividente como es habitual.

2. Las redes sociales son dif√≠ciles. Otra de las mentiras que hay que abolir es aquella que asegura que Internet es complicado, que como mucho es solo para nativos digitales. Hoy en d√≠a, las herramientas a disposici√≥n de los usuarios (ni√Īos, j√≥venes y seniors) son intuitivas y f√°ciles de utilizar. Las exclamaciones del tipo “¬°ah, Twitter, s√≠ eso de los chicos!” demuestra tan solo desconocimiento. Aunque parezca que el nivel de uso de Internet en la sociedad es alto, a√ļn hay mucho que ense√Īar todav√≠a pero, ni mucho menos, es dif√≠cil.

3. Las redes sociales son peligrosas. La seguridad y la privacidad en Internet es uno de los aspectos que hay que cuidar al m√°ximo. Pero si partimos de la base de que el mundo virtual es tan real como el f√≠sico, su peligrosidad no es ni m√°s ni menos que la que existe en éste. Del mismo modo que se ense√Īa a los ni√Īos a mirar a ambos lados de la calle antes de cruzarla, hay que educarles en el uso sensato y seguro de las redes sociales.

4. Las redes sociales son adictivas. Las herramientas en s√≠ no causan adicci√≥n. Nadie es adicto a una llave inglesa pero s√≠ puede existir alguien adicto a apretar tuercas. No es lo mismo. Un lud√≥pata lo ser√° seguramente con o sin Internet y todo en exceso puede provocar problemas. En general, las redes sociales no fomentan el aislamiento y la incomunicaci√≥n sino todo lo contrario. Lo que si puedo afirmar con toda seguridad es que el ser humano es adicto a la comunicaci√≥n ūüėČ .

5. Las redes sociales son aburridas. Y finalmente, si escuchas a alguien decir que Internet no es divertido no hagas caso. Es lo m√°s divertido, apasionante y motivador que se ha inventado.

Dejamos fuera de este medio-dec√°logo muchos aspectos de las redes sociales y de Internet. Lo mejor es que pruebes y experimentes. No te sientas obligado a usar Facebook ni Twitter por moda. Emplea las herramientas si verdaderamente las encuentras √ļtiles. Pero no tengas miedo a subir una foto o a opinar. Abre un blog y cuenta lo que quieras. In√≠ciate en Twitter y cuéntale al mundo lo que haces. Tu cerebro no se va atrofiar ni nada parecido. Al contrario, ante t√≠ se abrir√° un mundo infinito de posibilidades. Y el l√≠mite es tu imaginaci√≥n.

Redes sociales
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas m√°s recientes