ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Léxico fashionista por

La herencia de Mick Jagger

Ana Ureña el

Hoy se celebran los 50 años de los Rolling Stones. Para celebrarlo, me voy a poner mi sudadera oficial con pitillos de cuero, el single Paint it Black de música de fondo, y voy a recordar los entrañables momentos que he pasado gracias a la banda de rock.

 

 

FOTO: Mick Jagger y Bianca el día de su boda.

 

Quiero darle las gracias a Mick Jagger por los momentos que nos ha regalado y las lecciones de vida que nos ha dado. El primer momento que marcó las elecciones sartoriales de muchas, fue su boda con Bianca Jagger y esa chaqueta de esmoquin blanca de YSL. Aunque la mayoría de mis amigas, ni  yo, habíamos nacido cuando se casaron, llegamos a ver las fotos en algún momento de nuestra adolescencia y al descubrirlas, juramos que nunca nos casaríamos enfundadas en un vestido.

 

FOTO: Keith Richards, que dicen tiene una relación de amor/odio con Mick Jagger.

 

El segundo momento clave fue cuando el Príncipe Carlos le otorgó el título de Sir, por sus servicios en el mundo de la música y demostró que todos somos humanos y que hasta los rockeros más rebeldes sucumben al atractivo de los títulos nobiliarios (aunque supuestamente le costó una bronca con Keith Richards que no estaba nada contento).

 

FOTO: Mick Jagger en un concierto y el nuevo poster de la serie Keep Calm

 

El tercer elemento fundamental de Sir Mick es su look inconfundible e irresistible, de pantalones pitillos ajustadísimos, camisetas de algodón destrozadas a conciencia y demasiado cortas y chaquetas una talla menos, que nunca pasarán de moda y que toda chica aspira llegar a llevar, cuando pierda algún kilo de más. En la nevera, en vez de tener fotos motivadoras de modelos en bikini, tengo fotos de Mick Jagger.

FOTO: los Rolling Stone de viaje con bebidas no indentificadas.

Y la última lección de vida, es que gracias a ellos entendí la importancia de un buen desayuno. Cuando se hospedaron en el hotel Mardaval de Mallorca ,durante una de sus giras, estaban en la misma planta que yo. Y todas las mañanas veía como les llevaban a sus habitaciones bandejas y bandejas de frutas. Qué sanos pensaba yo. Pero más tarde supe, gracias a los cotilleos de los camareros, que en la parte de debajo de los carritos del room service, bajo los plátanos y los kiwis, había un arsenal de botellas de alcohol, supuestamente, para acompañar a la fruta. Viva el estilo de vida de las estrellas del rock.

 

celebrities
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes