ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Léxico fashionista por

Los «ricos pobres» de la moda

Los «ricos pobres» de la moda
Ana Ureña el

«En moda hay mucho rico pobre». Este comentario me lo hacía un amigo del sector, después del pillaje en el desfile de Chanel. Por partes. Para el desfile de la firma francesa durante la semana de la moda de París, Karl Lagerfeld, director creativo de la Casa, decidió montar un supermercado efímero dentro de Le Grand Palais.

Parte del atrezzo que se montó en Le Grand Palais para el desfile de la colección de Chanel de otoño invierno 2014-15

 

Para rellenar las estanterías del super «pop up», el equipo de Chanel creo desde latas de conservas, botellas de vino, cajas de galletas y hasta cereales, todas customizadas con el logotipo de la firma y algún guiño gracioso. En el más puro estilo «snob» los carteles no anunciaban rebajas en algunos de los artículos del menaje, anunciaban una subida de precios, y todos contentos. Esto reflejaba un poco la filosofía de la marca, ya que cada año aumentan los precios de los bolsos insignia de la firma.

 

Las modelos del desfile se paraban a consultar precios y hasta simulaban el hacer la compra

 

Al terminar el desfile, se le pidió amablemente, por altavoz, a los invitados que desalojaran la sala. Pero nadie se quería ir. Y en un arrebato de consumismo (en su versión gratis total) las fashionistas de la «front row» se abalanzaron sobre las estanterías pillando todo lo que podían meter en sus mini bolsos. Habrán maldecido más de una vez a Coco por diseñar el 2.55 tan pequeño, ya que no les cabía nada. La web de la revista «Dazed» recoge aquí a la perfección el momento «saqueo del super».

 

Los invitados se acercaron a las estanterías para ver los productos customizados de la firma y no puedieron resistir la tentación de llevarse algún recuerdo

 

Y aquí es donde vemos a los «ricos pobres» de la moda en todo su esplendor. Son esas estilistas freelance, esos directores de moda de revista moderna y las blogueras de turno, que se abalanzan hasta sobre la fruta (era de verdad). Véase la estilista Vanessa Metz masticando una zanahoria, mientras su amigo intenta llevarse una ristra de ajos.

 

Detalle de las botellas de agua de Chanel con el logotipo de la firma

 

Hay que entender que los sueldos en la moda, no son lo que la gente cree. Que por mucho que les regalen cargamentos de ropa y accesorios, los bolsos de Louis Vuitton no se pueden comer y las chaquetas de cuero de Givenchy no pagan las facturas. Aunque les veáis siempre vestidos de lujo, no significa que su vida lo sea.

Atentos a eBay, igual hay reventa del botín con el que se hicieron algunos para pagar la factura del gas.

 

Foto de la campaña de Chanel para otoño invierno 2014-15 con una modelo y su carrito de la compra customizado

 

 

curiosidadesdesfilesshopping
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes