ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Protocolo y etiqueta por Maira Álvarez

Banderas al viento

Maira Álvarez el

Como todos ustedes sabrán, el viento jugó una mala pasada a las banderas que se encontraban en la puerta del Senado. Las enseñas institucionales de las diferentes Comunidades Autónomas que conforman nuestro país estaban debidamente preparadas para acoger la conferencia de presidentes cuando una ráfaga de aire derribó casi todas banderas, menos las de Melilla y Castilla y León.

Como pueden ver en las imágenes, varias personas corrieron a volver a colocar las enseñas en su forma protocolaria, ante la divertida mirada de los numerosos medios gráficos allí agolpados: el daño ya estaba hecho. Han sido numerosos ciudadanos (y políticos radicales) que han aprovechado el desafortunado episodio para burlarse del país y su gobierno.

Las banderas, como les comentaba, no estaban colocadas  ” porque sí”, sino que acompañan a la española en estricto orden protocolario. El artículo 4.2 de nuestra Constitución reza que “los Estatutos podrán reconocer banderas y enseñas propias de las Comunidades Autónomas” y que “estas se utilizarán junto con la bandera de España en sus edificios públicos y en sus actos oficiales”. 

La bandera de España ocupa siempre el centro, ya que es la anfitriona, la que cobija a todas las comunidades. La Ley 39/1981 del 28 de octubre dictamina que “la bandera de España ocupará el lugar preeminente y de máximo honor“. A ambos lados, y siempre alternándose a derecha e izquierda, se colocaron las banderas de las autonomías según el orden de antigüedad de su autonomía, es decir, el de la fecha de publicación de su Estatuto de Autonomía en el BOE.

Banderas de todas las autonomías

En nuestro país, la primera fue el País Vasco y la segunda Cataluña. Es por ello que son las dos enseñas que se pueden ver a ambos lados de la bandera española. Sabiendo este dato, tan sencillo y racional, nos ahorraríamos tener que leer o escuchar las extravagantes dilaciones sobre que fue un acto de peloteo del gobierno de Rajoy o una bajada de pantalones ante Urkullu y Pugdemont.

Esta ha sido la primera vez desde que se celebró la primera Conferencia de Presidentes Autonómicos en el 2004 que no han acudido todos los jefes de los ejecutivos. El president del Govern catalán, Carles Puigdemont y el lehendakari vasco Íñigo Urkullu ya habían manifestado su intención de no acudir a la reunión. Y sin embargo, en un gran acierto protocolario, no ha sido razón eximente para que la senyera y la ikurriña no hayan ondeado junto al resto de las banderas institucionales. Son parte de España, por mucho que les pese a algunas cabezas separatistas.

Como no hay arena sin cal, sería recomendable que, para la próxima reunión, las pegatinas donde se puede leer los nombres de los presidentes sea de un color más discreto.  Y como apreció el ojo avizor de mi admirado Carlos Fuente, que no salga en el plano esa alcantarilla. Estéticamente queda mucho mejor “para la foto”.

Ya saben, cuestión de imagen.

Protocolo oficial

Tags

Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes