ABC
| Registro
ABCABC de SevillaLa Voz de CádizABC
Blogs Otro Deporte por Javier Ramudo Garcia

Mireia Belmonte, la nadadora 10, la mujer perfecta.

Mireia Belmonte, la nadadora 10, la mujer perfecta.
Javier Ramudo Garcia el

Cuando comencé este blog indiqué en la descripción: “El fútbol es el deporte rey, no hay duda. En España y prácticamente en todo el mundo. Sin embargo, aún quedamos algunos que sonreímos cuando Mireia Belmonte gana una medalla, que celebramos los goles de la Selección Española de Hockey Hierba en la final de los Juegos Olímpicos, que devoramos el vídeo del surfista que cabalgó una ola de 9 metros en Hawaii. Para quienes disfrutamos con todo eso nace ‘Otro Deporte’.”

Mireia Belmonte, la nadadora 10, la mujer perfecta.

 

Cuando la vi nadar en Londres 2012 fue un enamoramiento instantáneo, qué manera de progresar en el agua, qué fuerza. Fue espectacular.

Un año después tuve la ocasión de conocerla en persona fuera de la piscina, en los premios anuales de ABC Punto Radio. Elegante, simpática, divertida. Lo tiene todo, dentro y fuera de la piscina.

 

Mireira Premio ABC

Lo que intentó ayer era imposible. De haber conseguido medalla en ambas pruebas hubiera sido algo irreal, algo de otro planeta más que de otro deporte. Además, hubiera quitado mérito a las virtudes antes comentada, pues, a partir de ese momento, la hubiera visto  como a una extraterrestre.

Nadar dos finales con menos de tres minutos de diferencia no parece humano. Menos aún, tener medallas en ambas. “Es imposible que su cuerpo se recupere. El lactato aún estará en sus músculos. Creo que sí será capaz de bajar pulsaciones pero no estará al cien por cien en la segunda prueba”, comentaba ayer José Daguerre, médico de la RFEN. Estoy totalmente de acuerdo con el, aunque seguí la prueba con expectación, como siempre.

Mireia Belmonte no reservó nada en los 800 libre. Nadó a por un oro que no pudo ser finalmente. Consiguió la plata, una nueva medalla para la natación española y para su magnífica carrera. Con esta nueva medalla, ya son dos platas y un bronce en este Europeo 2014.

Y aquí empezó lo surrealista, lo imposible. Sin respirar, salió del agua, corrió al vestuario. Se secó, se puso el chándal de la Selección española y vuelta a la piscina. De nuevo sonó su nombre y volvió a nadar. ¿Cuanto pasó desde que acabó los 800 metros y empezaron los 200 estilos? Tres minutos. En tres minutos yo no me recupero de una carrera de diez minutos a un ritmo normal o ni de nadar tres largos en la piscina de VFV.

Mireia Belmonte  se lanzó al agua, impresionante el comienzo. Otra vez nadaba para medalla, pero no podía ser real. El cansancio sentenció la carrera. No acabó última. Acabó octava de la final, que no es lo mismo.

 

Pero qué grande eres, Mireia Belmonte, por solo pensarlo, por intentarlo. 

Natación
Si quieres ponerte en contacto conmigo:

Entradas más recientes